Publicidad


De la peristáltica serie Qué Fue De

Milli Vanilli: «Vale, fuimos un fraude que hizo historia... ¡pero hicimos historia!»

Actualidad por Edgar |

Milli Vanilli

Estamos en los Estados Unidos del sur. los de las plantaciones y los caimanes, los de los evangelistas y las señoras negras vestidas de colorines; los de las casuchas destartaladas con ancianos locos meciéndose en el porche y escondiendo armas atómicas en el salón. Claro que a todo esto allí lo llaman Louisiana, para abreviar.

Es aquí donde la Máquina del Misterio del QFD discurre esta semana por los caminos embarrados, hilvanando una sucesión de bucólicos pueblos con nombres de animales venenosos, siguiendo la pista del «Circo Ambulante de Whateley e Hijos: convirtiendo la indigencia en arte entrañable desde 1802». Porque los Whateley, según nuestras fuentes, son los últimos contratantes de nuestro objetivo de esta semana, Fab Morvan, más conocido como «el melenudo de Milli Vanilli» o «la mitad viva de Milli Vanilli»; en cualquier caso, la parte franco-caribeña del único grupo que ha merecido un Grammy al mejor artista revelación en 1990 y el escarnio público al destaparse que hacían playback: ¡Milli Vanilli!

«Mucha gente cree que el circo es un arte menor, una plataforma con la que muchos jóvenes ingenuos esperan llegar a un lugar más alto... Aunque la mayoría no lleguen más allá de lo que les dispara el cañón de la bala humana», confiesa Fab Morvan, abriéndonos su corazón como se abren sus pulmones al aroma del petarden como el fuselaje de un F-16 que se está trasegando. «Sin embargo, para mí, el circo es la meta de una carrera estelar.»

Nadie lo diría viendo su peculiar número: «Los increíbles hermanos siameses Morvan», parte del colorido freak show del circo Whateley, cuyos participantes no tienen más que posar mostrando sus deformidades congénitas ante un entregado público de palurdos sureños. Fab procede a explicarnos por qué está en la cima de su carrera:

«Miren, yo empecé con mi colega Rob Pilatus, subiendo a un escenario y cantando, con poco éxito. Luego nos convertimos en Milli Vanilli, y pasamos a subir a un escenario y mover los labios fingiendo que cantábamos. Un exitazo, mientras duró. Desgraciadamente, llegó el escándalo, Rob nos dejó —un minuto de silencio:

[...]

gracias—, tuve que buscarme un compañero nuevo, y miren ahora: me basta con subir a un escenario, y punto. Y tengo al público anonadado.»

Tiene razón, hemos de admitirlo. Basta con verle en su tarima junto a su hermano siamés, con el que, por cierto, no comparte ningún rasgo de la fisonomía en absoluto, salvo la caja torácica, que la comparten literalmente.

—Pero ¿no tienes miedo de que la gente te reconozca de tu etapa anterior?

—¿Miedo? Al contrario —replica Fab—, es el gancho de la atracción.

—Pero si la gente te reconoce, sabe que eres un fraude.

—Ya estamos, por un perro que maté...

—No, no es por eso; es que incluso esta gente, que probablemente todavía hace popó en letrinas externas, te habrá visto en la tele. No puedes ahora darles dípticos que digan: «Poca gente lo sabe, pero Fab Morvan, de los Milli Vanilli, tenía un hermano siamés.»

—Ah, ¿habéis leído los dípticos? Pensaba que llegaban de la imprenta el lunes.

—Bueno, el caso es que eres un fraude. De hecho, tu hermano siamés está durmiéndose de pie, y ahora que nos damos cuenta, estáis los dos metidos dentro del mismo jersey, como los protas del Day of the Tentacle al final del juego.

—De acuerdo, vale, un fraude más, ¿y qué? —nos reta Fab, exhalando un cirrocúmulo de humo narcótico— Donde dije arte, digo fraude. Es un método como otro de alcanzar el éxito. Más que el éxito, la excelencia. ¿Cuántos fraudes han merecido un Grammy, tíos? Os diré algo: fuimos un fraude que hizo historia, sí, pero hicimos historia. Y eso es lo que cuenta. La página de oro está escrita en la historia de la música. Pueden quitarnos el grammy, pero no tienen bastante típex.

 


Publicidad

18 comentarios

  1. Avatar Avatar

    es que me encanta polemizar · 03/07/2011

    Pueden quitarnos el grammy, pero no tienen bastante típex. Genial.

    VOTOS: 0 BUEN ROLLITO: +10

  2. Avatar

    Mandrake1 · 06/06/2011

    A estos les pasó como los de aniram al ne etatsíla... XD

    VOTOS: 0 BUEN ROLLITO: +10

  3. Avatar

    Maestra · 06/06/2011

    Buscando a los increibles hermanos siameses, encontré este vídeo, que aunque no tiene nada que ver, en la cabecera sale cierto bufón amigo nuestro. Señores del Jueves, ¿está siendo usado sin su permiso? (http://wn.com/5_minutos_de_fama , ver 4. Los dueños del circo...)

    VOTOS: 0 BUEN ROLLITO: +10

  4. Avatar Avatar

    ESTIV URKEL · 06/06/2011

    Comentario oculto por no tener buen rollito, leer comentario

    VOTOS: 5 BUEN ROLLITO: -5

  5. Avatar

    OrialCon · 04/06/2011

    Bueno, tampoco es para tanto, hoy por hoy tenemos a los bisbales y sobretodo a los bustamantes que pese a hacer playback, luego van llorando porque les piratean jajaja La unica diferencia es que estos han entrado en la historia y los triunfitos lo mas que les queda es entrar al inem a ver si asi trabajan :P

    VOTOS: 2 BUEN ROLLITO: +20

  6. Avatar

    OrialCon · 04/06/2011

    Bueno, tampoco es para tanto, hoy por hoy tenemos a los bisbales y sobretodo a los bustamantes que pese a hacer playback, luego van llorando porque les piratean jajaja La unica diferencia es que estos han entrado en la historia y los triunfitos lo mas que les queda es entrar al inem a ver si asi trabajan :P

    VOTOS: 3 BUEN ROLLITO: +25

  7. Avatar

    El comiquero perillán · 04/06/2011

    No sé cuál de los dos fue, si Milli o Vanilli, puso el punto final a su carrera de una manera definitiva. A lo Merilin Munrou. Se conoce que jamás superó la depresión al destaparse el cotarro y se suicidó. Recuerdo verlos en un programa de Àngel Casas. Tras la entrevista, realizaron una actuación con la ilusión de relanzar su carrera. Esta vez sí, con sus voces. Ya nunca los volví a ver ni oír ni escuchar.

    VOTOS: 3 BUEN ROLLITO: +15

  8. Avatar Avatar

    Diabla Satanasa · 04/06/2011

    pili y mili,tambien eran un fraude?.Jejejejeej. Estos eran unos petardos fabricados en despacho de discografica,a mi me daban alergia escucharlos. (bueno a ellos no,a los que cantaban por ellos claro)

    VOTOS: 7 BUEN ROLLITO: +35

  9. Avatar Avatar

    serafinxdios · 04/06/2011

    Bueno, lo de los Villi Manilli, fué una anecdota más del putrefacto mundo del espectaculo. Lo que ocurre es que a estos desgraciados les descubrieron y la industria para lavar su imagen, se desentendió de ellos cuando fué ella misma la que les habia creado y fomentado. Esta historia para mí, salvando las distancias, tiene un enorme paralelismo con el vuelo secreto que en plena guerra mundial hiciese a Inglaterra Rudolf Hess lugar teniente y mano derecha de Hitler. Este fué mandado por el dictador bajo cuerda a tratar la páz con los Britanicos pero cuando estos no solo no quisieron saber nada de su oferta si no que le detuvieron automaticamente, el Führer se desentendió de el y lo presentó ante el pueblo alemán como a un demente y que de sus negociaciones secretas no tenia conocimiento. Con los Villi pasó tres cuartos de lo mismo, mientras los premios llovian y los discos se vendian, la industria les abrazaba y mimaba. Cuando se descubrió el pastel..... hicieron que corriera el aire.

    VOTOS: 4 BUEN ROLLITO: +30

  10. Avatar

    jovealvarez · 04/06/2011

    Que chicos tan sabios. Esos si que saben y comprenden. No hace falta más que ver la que está cayendo con todo esto del tabaco, que si produce cáncer , que si da impotencia, que si estás más cansado,... A sabiendas de eso, fueron los dos chiquillos y pensaron: Mirad chicos, sino cantamos y hacemos playback, todo eso que reducimos de riesgo de coger alguna afonia, inflamación de garganta, gasto de energia,...

    VOTOS: 5 BUEN ROLLITO: +5

Si quieres opinar… tienes que ser uno de los nuestros

¡Regístrate ya! Te sentirás mejor persona, más listo y puede que más guapo. Aunque no está garantizado garantizado.

Y si ya eres del clan ficha, que no te cuesta nada…

Publicidad

Haz clic en tu sisterna
Haz clic en tu sistema

Publicidad