Niña Pija

Cambio de cole, tía

El pasado curso tuve serias dificultades con ciertas asignaturas. Lo hablé con mis padres y ellos, a su vez, lo hablaron también con mi tutor. Convinieron que no me había podido adaptar al modelo pedagógico de mi cole, el Saint Tropez Bailón School, por lo que urgía un cambio de colegio.

Mi padre extendió un cheque para pagar la ampliación del polideportivo del Saint Tropez Bailón School y, acto seguido, el criterio pedagógico de mi cole cambió y aprobé todas las asignaturas con nota. Estaba claro que eso era lo que necesitaba: el mismo colegio, pero cambiado. Con más polideportivo. El deporte siempre ha sido esencial para la educación de la gente distinguida.

Mi tutor dice que es posible que para cuando yo acabe el Bachillerato el Saint Tropez Bailón School ya tenga caballerizas, delfinario y helipuerto. ¡Chachi!

#estudios #educación #niños #futuro #talonarios

Tostarse al sol era propio de la chusma, tía

Estar morena hoy es signo de distinción, pero esto no siempre ha sido así. Mi mejor amiga, Epifanía, dice que siglos atrás sólo los pobres estaban morenos porque trabajaban en el campo de sol a sol. Quienes eran gente bien evitaban el sol a toda costa y lucían su piel blanquecina como prueba de una vida ociosa privilegiada, alejada de los rayos ultravioletas. Incluso era habitual usar parasoles supercuquis para desplazarse durante las horas de luz sin riesgo de enturbiar tu epidermis. Incluso era también habitual no tener que sostener ese parasol por ti misma; adjunto al mango del sombrío adminículo se usaba cierto sofisticado sistema biomecánico: un sirviente hambrón. Aquellos sirvientes homologados por tu padre recibían una denominación propia: eunucos. La burocracia era entonces mucho más fácil, para conseguir la homologación bastaba con tijera o dos piedras.

Epifanía, que es más de darle al coco que yo –es una friki del pensar, jaja-, dice que la aversión al sol y la reclusión en la oscuridad son rasgos que hoy asociamos al conde Drácula. Dice que Drácula, aunque no fuese vampiro, seguiría manteniendo esa costumbre. Por ser conde. Luego Epifanía hace un chiste con lo de no ser vampiro y seguir viviendo de la sangre de los aldeanos pero no sé a qué se refiere. Yo es que es pensar en sangre y me pongo al borde del desmayo. No podría ser médico. Tampoco podría ser farmacéutica. Es pensar en que alguien podría pedirme preservativos y también desfallezco.

#sun #wellness #playita #calita #musiquita #Nobita

Los avances en tecnología están bien para apps y redes sociales, pero –hay que reconocerlo, tía– cuando se trata de proteger tus propiedades los métodos antiguos no han logrado ser superados. Ningún sofisticado sistema de alarma podrá resultar más práctico a la hora de resguardar tu inmueble que un foso. Sí, un foso. Estilo medieval. A juego con la moda del momento: el feudalismo. ¿No me crees? Revisa tu situación laboral, tus derechos y las posibilidades de subir de escalafón social que ahora mismo están a tu alcance. Ahora ya me crees.

No obstante, hasta para escoger un foso para tu castillo hay que tener criterio. Por ejemplo, ¿cuál de estos dos fosos es mejor?

Fosos

Obviamente, el 2º. Porque es de marca.

#arquitectura #Bauhaus #Neuschwanstein #frenar_a_las_masas_hambrientas