Manda güevos


Charlie Sheen visita el entrenamiento de ‘La Roja’ para animar a De Gea

El controvertido actor quiso apoyar al portero de la selección antes de su debut

Charlie Sheen visita el entrenamiento de ‘La Roja’ para animar a De Gea

Iglesias con mirada desafiante ante los resultados electorales

A las pocas horas de que dispute su primer partido en la Eurocopa, la selección española ha recibido la visita de un invitado muy especial. El actor Charlie Sheen, famoso por sus fiestas bacanales con prostitutas y admirado por ello por abundantes sectores de la opinión pública, visitó el entrenamiento de ‘La roja’ para animar a David De Gea.

El portero de la selección se encuentra en el punto de mira mediático, pues se le acusa de estar involucrado en un presunto delito de abusos sexuales a una actriz porno. Sheen ha visitado las instalaciones en las que se entrena el equipo para ofrecer unos consejos a De Gea: “Lo primero que le he dicho es que, en este tipo de casos, lo más importante son las pruebas. Y obviamente me refiero a las pruebas del VIH. Le he recomendado que acuda cuanto antes al médico a hacerse unos análisis”.

El actor neoyorquino también ha aprovechado su conversación con De Gea para tranquilizarlo de cara al partido de esta tarde: “Le he comentado que lo que tiene que hacer es concentrarse en su curro y estar calmado. Yo sé mucho de este tema y no hay por qué alarmarse. De entrada, le he dicho que es muy complicado que puedan demostrar que él estuvo allí, ya las pruebas de adn no tienen ningún tipo de validez en los bukkakes. Son como un batido de macedonia, ¿me explico?”

Por último, Sheen no ha querido desaprovechar la oportunidad de realizar un pronóstico para el partido: “Ganarán los españoles de paliza. Nadie toca el balón con los pies con tanta clase como esos jodidos mariachis”.

Niña se baña minutos después de comer y sobrevive

Cerdanyola Beach.— El susto y drama de sus padres cuando la veían desaparecer hacia lo hondo (bueno, dile desaparecer, dile nadar veinte metros) se tornó en asombro, admiración y gritos de «milagro, milagro » al verla regresar a la orilla sana y salva. Justina Navagorza, de 10 años, se zambulló apenas cinco minutos después de terminar el bocadillo de chorizo del almuerzo y, contra toda intuición popular y axioma científico, no le pasó nada.

Los socorristas que acudieron a atenderla cuando volvió —no podían meterse en el agua porque habían estado picando kikos— dieron paso a médicos, biólogos y peritos de milagros del Vaticano que intentaban dilucidar cómo la niña había esquivado el célebre corte de digestión que, según toda la literatura, tendría que haberle hecho explotar los pulmones a los doce segundos. La opinión popular se divide ahora entre los que consideran a Justina un afortunado error de la naturaleza y los que ven una intervención divina, llegando incluso a ver en Justina al nuevo mesías: «¡Entre andar sobre el agua o meterse en ella después de comer, nos parece más milagroso lo segundo!», afirmaba un testigo extasiado


La ley de la gravedad, al Constitucional

¿Quién dice que todo lo que sube debe bajar?

La ley de la gravedad, al Constitucional

Madrid.— Para Andrés López Vitrúllez, regidor por el PP en Navalapolla, Ávila, todo empezó durante una charla informal con su señora, cuando esta le dijo, mirándole con desdén: «Si los gilipollas volarais...». «Esa hipótesis me abrió los ojos», relata Antonio. «Si voláramos, conquistaríamos los cielos y sobrarían motivos para construir aeropuertos a voleo. ¿Qué nos lo está impidiendo?»

Así comenzó una cruzada contra lo que Antonio y su lobby antigravedad consideran «una ley injusta, impuesta por un tal Newton, sin duda gabacho, que nos tienen manía, y que nos priva de crecer como personas». Su lucha les ha llevado ahora al TC, que debe determinar la constitucionalidad de obligar a todo lo que sube a bajar. «Yo no voté eso en 1978», declara orgulloso Antonio, que tenía seis años en 1978.

Aunque oponerse a una ley física tan elemental pueda parecer insólito, lo es menos si la noticia se coloca en su debido contexto: un 23 % de los votantes de López Vitrúllez también se opone al heliocentrismo, un 57 % duda que la Tierra sea redonda y un 82 % niega el darwinismo: «Si viene de Francia, malo».