Manda güevos


Tus ex forman una sociedad secreta

Tus peores temores, confirmados

Tus ex forman una sociedad secreta

Redacción.— Si alguna vez, haciendo balance de tu agitada biografía amorosa, sospechaste que tus desventuras no podían ser fruto del azar, sino de un diseño maquiavélico trazado por agentes clandestinos, hoy podemos confirmártelo. Manda Güevos ha tenido acceso a una de las reuniones mensuales de la sociedad que supervisa siempre y propicia a veces tu ardua vida sentimental, celebrando cada nueva frustración como un nuevo ingreso en sus filas.

Desde tu amor platónico del instituto hasta tu más reciente ruptura, pasando por aquella larga relación con la que pensabas haber acabado bien y todas tus parejas Kleenex de tus días locos, todos tus ex se han asociado en un perverso aquelarre de remordimientos. En reuniones celebradas en el bar favorito de tu Mayor Error, tus ex intercambian experiencias, comparten anécdotas vergonzantes y sabotean tu búsqueda de la estabilidad.

Sus acciones son sutiles, pero eficaces. Sus números crecen y sus tentáculos se extienden por la ciudad y las redes sociales. Será difícil, si no imposible, escapar de su poder. Consuélate pensando que ellos tampoco te superaron a ti jamás.


Encuentra 1,3 billones de euros en los bolsillos de unos tejanos

No es tanto economía sumergida como tontamente traspapelada

Valencia.— Cayetano Mompotra Puigblanch, directivo de Bankia e imputado en las tramas Gürtel, Nóos y Púnica (lástima de la trama Pujol, porque iba para póker), reconoce que omitió ese capitalillo de su última declaración de renta porque creía haberlo extraviado, hasta que lo encontró el otro día, plegando la colada. “Noté que los vaqueros pesaban mucho, y claro, fíjate: los había lavado con la calderilla dentro”, dice, refiriéndose al montón de lingotes de oro, diamantes sierraleoneses y billetes de dos mil euros, que emite el Banco Europeo pero sólo se aceptan en Mónaco, Liechtenstein y para pagar palomitas en los cines.

2

¡Beber mucho cava podría converirte en catalán!

El espumoso puede tener efectos "psicoactivos catalanizantes" según médicos de derechas.

¡Beber mucho cava podría converirte en catalán!

Madriz.— Los comunistas fluorizaban el agua. Pero, ¿y los catalanes? Un nuevo estudio ‘científico’ hace saltar todas las alarmas en el mundo alimentario. Según la FEMUPF (Federación Española de Médicos Un Poquito Fachas) en Madrid: “Beber mucho cava podría volverte catalán”.

El estudio, escrito con el mismo rigor que un fan fiction de 50 sombras de Gray redactado por una yonki que le da al basuco, describe los posibles efectos de la ingesta masiva del espumoso catalán. “En un primer estado euforizante, el adicto comienza a decir cosas sin sentido como ¡SALUD Y FUERZA AL CANUTO!, demostrando su carácter de ‘droga blanda puente hacia otras drogas’”, comenta Federico Sugrañes, de la Federación de Médicos Fachas.

En casos más agudos, los enajenados empiezan a plantearse la “diversidad cultural de España”. Llegado a pensar que el bilingüismo es posible, la idoneidad de un referéndum o, incluso, ¡a reírse con chistes de Buenafuente! En fase terminal, los adictos consideran que la estelada tiene una combinación de colores agradable a la vista o que Piqué tiene pinta de buen chico. Un drama.

La Federación de Médicos Fachas pide la retirada del cava por su carácter psicoactivo y lobotomizante. En su defecto, aconsejan la ingesta de espumoso valenciano. “Que sí, es como beber acetona, vale. ¡Pero como mínimo no nos intenta imponer subversivamente un modelo plurinacional!”