Manda güevos

La celebración del tradicional Toro de la Vega sigue adelante a pesar de la polémica. Este año, unos doscientos manifestantes han intentado impedir se celebrara la… Ejem… “Fiesta” vallisoletana, en la que un toro es rodeado, abatido y finalmente ejecutado a golpes de lanza ante la presencia de una turbamulta de 30.000 personas. Sí, personas. El tipo de personas que mutilan a un animal hasta la muerte, pero que no permiten que sus hijos jueguen al Grand Theft Auto porque “los videojuegos son muy violentos”.

La justa es defendida por los amantes de la tauromaquia, por la gran mayoría de la clase política y por la Unión Europea, que prefiere mantener una posición equidistante. Todos ellos esgrimen el mismo argumento: El Toro de la Vega es una tradición medieval y, por lo tanto, hay que respetarla. ¡Malditos genios de la dialéctica, nos han atrapado en su pegajosa telaraña de relativismo cultural!

¿Cómo hemos podido estar tan ciegos? Estamos perdiendo la oportunidad de proteger toda clase de mierdas muy serias ¡Privilegios medievales! A continuación, una lista de actividades que eran tradicionales durante la Baja Edad Media y que vamos a pedir que se declaren patrimonio de la UNESCO: Cagar en el campo, tener como mascota una rata muerta a causa de la peste, cagar en la calle, matar indígenas, violar indígenas, cagar en la mesa, enseñar a los indígenas el verdadero sentido de la bondad a través de la palabra de Dios, cagar en la puerta de entrada de la casa de tu enemigo mortal, no lavarse, lavarse con una rata muerta a causa de la peste, creer que la legitimidad para ser Jefe de Estado es una cualidad que se transmite de padres a hijos a través de una especie de fusión extravagante entre magia divina y herencia genética. Ay no, que esto último todavía se hace en España…

Mod03

El cardenal Cañizares cuelga los hábitos para hacerse youtuber

El arzobispo de Valencia le ha cogido el gusto a los videos en Internet y plantea sobrepasar a ElRubiusOMG en número de fans.

Un póster, un desagravio a la Virgen (según el episcopado), una cámara y una cortinilla de intro sacada de los años 80 son los ingredientes del éxito en Youtube. ¡Sí, amigos! El cardenal Cañizares ha vuelto a publicar un vídeo convocando a los chés de pro (esos no contaminados por el imperio gay, o los refugiados) a que se manifesten contra los ataques homsexuales a la comunidad católica (luego, si en casa se funden el contenido Lesbian de Pornhub en una tarde es cosa suya.)

Pero ahí no acaba todo, según fuentes del arzobispado, Cañizares le ha cogido el gusto a la cosa de Youtube. Tanto que está planteándose colgar los hábitos para dedicarse profesionalmente a ello. Según los círculos cercanos al cardenal, Cañizares lleva meses preparándose, grabando partidas de Minecraft en las que construye el Vaticano, pieza a pieza. Se vicia al League of Legends con un Tank con barba y túnica blanca. Hace cámaras ocultas a monaguillos (bueno, eso es para otra cosa). O, incluso, prepara streamings de partidas online de Call of Duty en donde grita a jugadores novatos: “¡n00b! El imperio gay también debe controlar Internet, porque disparas como un marica”.

Desde el Vaticano no se ve con buenos ojos esta pérdida de vocación en pro de visitas de Youtube, pero Cañizares, como siempre, sigue a su bola. Es más, ya ha contactado conElRubiusOMG para preparar algunas colaboraciones juntos. “Alguien que lleva Oh My God” en el nick, tiene que ser un buen cristiano”, asegura el cardenal.

Mod06
Tapa de ensaladilla cobra vida y toma rehenes en un chiringuito en Cádiz.

Playa de Levante — ¿Cuántas veces nos han advertidos de los peligros de la ensaladilla? ¡Y cuántas veces hemos hecho oídos sordos, para lamentarnos después! A los ocho turistas ingleses que visitaron el chiringuito “La Raspa alegre” de Cádiz no se les olvidará nunca la experiencia. Estos turistas no pasaron una noche dejando las uñas marcadas en la porcelana del WC, tampoco acudieron a urgencias con la cara de un pantone amarillo huevo. Nada de eso. Fueron secuestrados por una ingente masa se mahonesa pasada que amenazaba con degollarles o, lo que es peor, hacerles beber la sangría de la casa.

Este terrorista de verdura hervida fue creado 4 de abril de 1978, cuando el pinche de cocina de La Raspa alegre preparó varios litros de mayonesa casera, que fue congelada y reutilizada hasta 2016. Según expertos bacteriólogos, la propia salmonela cogió salmonelosis, generando espontáneamente una forma vida rebosante de odio hacia su creador.

El primer intento de asalto de los GEO fue dispersado con un ráfaga de croquetas congeladas, enviando 4 policías al hospital. Un segundo asalto, basado en liberar una turba jubilados a grito de “¡Hay ensaladilla gratis!”, acabó con el engendro. El monstruoso e informe ser será descuartizado y servido de nuevo como ‘tapa del día’. “Que aquí no se desaprovecha nada”, comentó el dueño.