Adulto que vive con sus padres se niega a independizarse por si le aplican el 155

"Lo teníamos ya casi convencido y ahora nos sale con esta excusa", afirma su madre

Modgi

24 octubre 2017
treintañero 23 de octubre de 2017 11:11

Herminia González se encuentra sumida en un estado de profunda exasperación. Su hijo, el pequeño Juanjo Asensio González, de treinta y ocho años de edad, ha encontrado una nueva excusa para no independizarse.

"Tenía ya las maletas en la puerta, listo para irse de casa. De pronto dicen en la radio que Rajoy ha aplicado el artículo 155 a los catalanes por independizarse y veo cómo a mi hijo se le ilumina la cara y me dice: 'mamá, me quedo'. Y se quedó. Vaya si se quedó", nos explica Herminia.

Según Juanjo Asensio, su voluntad de irse de casa es "firme y decidida" pero, al mismo tiempo, no está dispuesto a correr el riesgo de que "el Estado haga caer todo el peso de la constitución" sobre su familia por haberse independizado. "Si es que lo hago por ellos. Además, yo sé que lo de plancharme la ropa, hacerme la cama y cocinar para mí a mis padres les encanta", asegura Juanjo tumbado en sofá mientras intenta comer ganchitos directamente de una fuente apoyada en su barriga, sin tocarlos con las manos.

"Si no fuera porque es mi hijo, diría que es un hijo de puta", afirma su madre.

De momento, Juanjo Asensio ha anunciado que su independencia de casa de sus padres se encuentra "suspendida de manera indefinida". El joven, que trabaja como parado de larga duración, no se plantea una Declaración Unilateral de Independencia a menos que su madre tome finalmente el control de la zapatilla y le atice en la cabeza hasta conducirlo fuera de la vivienda. "Que no es que no me quiera ir porque aquí me lo hacen todo, es que me quedo por la de la unidad de España. No es momento de levantar fronteras", declara Juanjo Asensio mientras juega al FIFA en el sofá.