Albert Rivera se desmarca de Ciudadanos y califica el partido como "una broma"

Sigue la estela de Arrimadas, que se ha separado del movimiento Tabarnia al afirmar que se trata solo de un chiste

Joan Ferrús

5 marzo 2018
rivera broma 05 de marzo de 2018 12:14

Ni de izquierdas, ni de derechas, ni de centro. Al final Ciudadanos ha resultado ser, según palabras del mismo Albert Rivera, nada más ni nada menos que "una broma". Igual que Tabarnia. En una rueda de prensa, su líder se ha preguntado entre carcajadas cómo la gente se lo ha podido tragar durante estos 10 años.

"¿Un partido de verdad? ¿En serio? ¿Diciendo cosas como que el español está perseguido, que no somos nacionalistas o rajando de la corrupción mientras apoyamos al PP? Flipo que haya gente que no haya visto que era todo una boutade?" asegura.

Rivera nunca ha dejado de militar en el PP desde que se afilió a Nuevas Generaciones en 2002. Compinchado con Rajoy y otros miembros del partido, ha escenificado los encontronazos, las disputas o incluso los reproches del PP a Ciudadanos por sus cuentas irregulares.

"Todo era un broma. Todo" afirma Rivera. "Bueno, menos lo de la cocaína.

De todas formas, Rivera, que se considera más humorista que político, asegura que el chiste de ya está gastado. ¿Qué hará ahora? Hasta el momento, lo lógico era que los humoristas que perdían la gracia, como Toni Cantó, Albert Boadella o Félix Álvarez, acabaran en Ciudadanos. Como esta opción ya no es posible, Rivera intentará probar suerte en El Club de la Comedia.