Amarna Miller interrumpe una escena porno para hablar al espectador de filosofía postestructuralista

"¿Os han hablado nunca de Foucault y el biopoder?" ha preguntado la actriz a cámara después de sacarse un pene de la boca

Joan Ferrús

1 diciembre 2016
amarna 01 de diciembre de 2016 11:37

Amarna Miller es una de las actrices porno más singulares. Gracias a ella hemos descubierto que practicar un deepthroat con maestría y recibir litros de semen en la cara no es incompatible con tener el graduado escolar.

La española es una ávida lectora y defensora de la cultura. Pero lo que sus fans no imaginaban era lo que les tenía reservado en una escena de su última película: "May of 69".

De repente, Amarna se sacó el pene de su acompañante de la boca, se dirigió a la cámara con una mirada grave y preguntó: "¿Os han hablado nunca de Foucault y el biopoder?"

Después de eso, los atónitos espectadores contemplaron, pene en mano, como Amarna daba una lección de filosofía postestructuralista francesa en la que resumió los hallazgos de autores y autoras como Derrida, Kristeva o Guattari o Deleuze.

Sus exigentes fans, sorprendidos por la salida de tono de la actriz, han declarado: "Pues da para paja"

Una hora y media más tarde parecía que el discurso había terminado. Su acompañante en el rodaje bajó hasta sus piernas y empezó a practicarle un cunnilingus con avidez.

Pero lo mejor aún estaba por llegar.

La cámara volvió a enfocar el rostro extático de Amarna, que enlazó la lección de postestructuralismo con su influencia en la moderna teoría queer y el feminismo de tercera ola.

Esta segunda parte, más breve que la primera, duró apenas 45 minutos, y se terminó cuando la actriz, exponiendo las tesis de Judith Butler, llegó al orgasmo.

O como le gusta llamarle a Amarna: "la petite morte".

Con esta performance post-porno la actriz ha querido reivindicar la capacidad de un género tan popular como el porno para divulgar debates propios de la alta cultura. Aún así, sugiere que cuando uno expone sus argumentos es mejor que no tenga la boca llena de semen para no perder credibilidad ante su interlocutor.

O como aseguró ella en sus propias palabras: "Ñmanf grm mamf gñ mmmpf"