Antidisturbios llenan de flores la puerta del Congreso en memoria de la Ley Mordaza

"¿Por qué hacen esto? ¡Era tan joven!", sollozan bajo el casco reglamentario.

Escuin

30 noviembre 2016
Policía 30 de noviembre de 2016 0:30

La iniciativa del PSOE, secundada por Unidos Podemos y el resto de grupos de la oposición, para replantear la ley de seguridad ciudadana, ha dejado tocada de muerte a la Ley Mordaza. Lo que para muchos será motivo de alegría, ha supuesto un duro varapalo (y ellos no están muy acostumbrados a sufrir los palos) entre las filas de muchos agentes de la ley.

“No me lo esperaba. ¡Todavía era tan nueva, llena de vida! ¡No me ha dado tiempo ni a partir media docena de porras!”, se lamenta A. Benitez, agente antidisturbios.

Afligidos por la triste noticia, cientos de policías se han acercado a la puerta del Congreso para dejar ramos con mensajes sentidos, velas y corazones con sus nombres. De paso, han pedido el carné a todo mamarracho con rastas que pasaba por allí. “Hay que aprovechar, que todavía podemos”, comenta el Comisario Castilla.

Durante los próximos días, varios equipos de psicólogos acudirán al lugar para dar apoyo a los agentes en shock, aquellos que todavía no han conseguido encajar la noticia.

“¿Qué voy a hacer sin ti? ¿Tendré que pedir las cosas por favor? ¿Ser amable? ¿Es que nadie respeta mi código deontológico?”. Todo un drama.