El arzobispo Cañizares afirma que tener una contabilidad B en Navidad es de buen católico

Añade 300 días más al año en que se puede realizar dicha práctica con el beneplácito de la Iglesia, únicamente para militantes del PP

Marc Oliva

27 noviembre 2017
arzobispo 27 de noviembre de 2017 8:32

Los estamentos eclesiásticos recomiendan una contabilidad B especialmente en estas fechas para celebrar una Navidad plenamente católica. “Cada casa debe tener su jamoncito del bueno y un marisquito de rechupete, que no falte de nada”, declaraba el arzobispo.

Cañizares también advierte que no todo tiene que ser dispendio y picaresca. Tener una contabilidad paralela no exime redimirse mediante la oración rápida, durante un viaje a Suiza o a las Seychelles.

“Es vital para el mantenimiento del buen catolicismo fomentar este tipo de prácticas. Mantiene viva la avaricia y la culpa cristiana. La reflexión posterior al delito te hace mejorar como persona y perfeccionarte como malversador”, declaraba Cañizares.

“Si a la práctica de la contabilidad B, en periodo navideño, se le suma marcar la casilla de la Iglesia en la declaración, se garantiza un “apañito” en el Juicio Final. A los indepes y podemitas les garantizamos un abogado de oficio”, añade el arzobispo.

“La contabilidad B debe ser un instrumento estructural del bienestar de la familia cristiana y en Navidad más aún. El dinero en B tiene que ser como los turrones o la lotería: tradición de la buena”, declaraba Cañizares.