Cañizares pide el traslado de la obra de Sorolla a su despacho

‘El arte me estimula’ asegura.

11 diciembre 2017

El traslado de las obras de Sigena ya tiene repercusiones. Si esta mañana se procedía a la demanda del Gobierno de Aragón de devolver las obras expuestas en el Museo de Lleida, ahora quien demanda un traslado es el cardenal Cañizares que exige la devolución de la obra de Sorolla. “Concretamente las de chiquillos en la playa” ha puntualizado el cardenal “Es que viviendo en Madrid, uno echa de menos el mediterráneo”.

Cañizares, de origen valenciano, asegura que las obras de Sorolla expuestas en el Museo del Prado le pertenecen. “Sorolla era de Valencia como yo. Además, yo solo sigo las palabras de Jesús, quien dijo ‘dejad que los niños se acerquen a mi’”.

Le preguntamos al cardenal si las obras de los niños estarán en buenas condiciones: “ No hay problema alguno. Para asegurar su conservación, voy a tener colgados los cuadros en mi despacho. Además, ya tengo todo lo necesario preparado, esta misma mañana compré 200 paquetes de Clínex y un babero”.

Le pedimos que nos destaque que es lo que más admira de de ‘Niños bañándose en la playa’: “Sus formas me parecen deliciosas. Cuando los veo no puedo apartar la mirada de ellos. Y con los del cuadro de Sorolla también”.

El Museo del Prado se ha pronunciado argumentando que el cardenal, como el resto del mundo, puede visitar los cuadros cuando quiera y admirarlos igual que haría en su despacho. Cañizares, quien parece molesto, responde al museo: “Eso es mentira. No podría admirarlos de igual forma. Básicamente porqué me arrestarían por exhibicionismo público”.

iglesiaJusticiacatolicismoarte