La Cofradía de los Pecadores de la Pradera prepara la procesión del Fistro del Gran Poder

El Condemor que nació antes de los Dolores desfilará junto a siete caballos que vienen de Bonanza

Modgi

12 abril 2017
Fistro del gran poder 07 de abril de 2017 7:19

Miles de personas se darán cita esta Semana Santa para presenciar el desfile religioso del Fistro del Gran Poder.

La Cofradía de los Pecadores de la Pradera, a través de un comunicado oficial en su peich, ha anunciado que la salida se efectuará el próximo juevers a las doce y jarl, momento en que los nazarenos darán comienzo a la procesión elevando al Gran Fistro y cargándolo sobre sus hombros al grito de “¡Al Ataquerrrrl!”.

El recorrido se iniciará desde la Iglesia del Gromenauer, situada en Chiquistán, Málaga.

Desde allí, los penitentes circularán con el pesado Fistro sobre sus espaldas caminando de puntillas, lanzando rápidas patadas al aire y recorriendo la sinuosa avenida principal bajo un calor que podría freír los huevos con saliva. A estas alturas se habrá llegado a la mitad del recorrido, por lo que se prevé que muchos de los fieles sufrirán diversos amatomarls en el diodeno, amén de los tradicionales actos de flagelación por la gloria de mi madre.

La procesión continuará encarando la etapa más dura del recorrido: la Cuesta del Perrimanso. Este es el instante en el que los ya maltrechos nazarenos avanzan cargando el palio a duras penas, encorvados, llorando, magullados por el colosal peso del Fistro, mientras se llevan una mano a los riñones y exclaman “no puido, no puido”.

Los pecadores rezarán sus tradicionales oraciones, como "no te digo trigo por no decirte rodrigo", cargando a hombros un Fistro que se mueve más que los precios.

Finalmente, los Pecadores de la Pradera emprenderán el camino de retorno. El recorrido aquí es a la inversa, es decir, en bajada, por lo que los nazarenos acostumbran a circular con agilidad, veloces como un torpedo sesuar. Por último, el paso se adentrará en el interior de la Iglesia del Gromenauer, donde depositarán al Sagrado Fistro, le dedicarán una reverencia y se despedirán de él con un “Hasta luego, Lucas”. También habrá procesiones menos importantes, como la de la Virgen de la Macarena.