Las news

La actualidad es tan rabiosa, ¡A veces muerde!

El Congreso del PP finaliza con la tradicional invocación de Satanás

El carnero negro apareció para dar el ‘OK’ al nuevo proyecto de Rajoy

Modgi

13 febrero 2017
congreso pp cabra 12 de febrero de 2017 12:07

El XVIII Congreso del Partido Popular llegó a su término el pasado domingo con la invocación demoníaca habitual. En un acto que se ha convertido en tradición desde los tiempos de Aznar, el carnero negro Baphomet apareció para dar el visto bueno a la dirección del partido, que puede así continuar con el proyecto de destruir España y el mundo e instaurar el Apocalipsis.

Rajoy subió al atril para leer fragmentos de la Biblia al revés y terminar todos los pasajes con un “Así como es arriba, es abajo” que era repetido por los miembros del Congreso al unísono.

El momento culminante de la ceremonia se produciría instantes después. Una parada de larga duración fue llevada ante el líder para obligarla a ofrecer a su primogénito en sacrificio. Rajoy colgó al niño por los pies, lo abrió con una daga, sacó su corazón y lo devoró desde el púlpito mientras exclamaba “¡yummy yummy!”.

Satanás, hecho carne en el cuerpo de una cabra negra, apareció sobre la tarima para regocijo de todos los presentes. Unas simpáticas bolitas, parecidas a las olivas negras, emanaron una tras otra de su ano.

El Congreso finalizó con la tradicional orgía ritual, en la que Cospedal volvió a hacer gala de su ya célebre “acumulación de cargos”. Al día siguiente, la señora Luisa, empleada de la empresa dedicada a limpiar el local, se mostraba contrariada: “cada año lo mismo. A mí no me molesta que dibujen pentagramas invertidos en el suelo, pero es que la sangre no se va ni con lejía. ¡Me tienen hasta el moño!”, exclamaba.

Dicen por allí