La continua presencia de antidisturbios acaba con las reservas de caramelos en Cataluña

Las fábricas de golosinas han advertido que son incapaces de abastecer tanta demanda

17 noviembre 2017
caramelos policia 17 de noviembre de 2017 16:17

Después de sus actuaciones del domingo 1 de octubre, durante el referéndum de autodeterminación catalán, los antidisturbios han acabado con todos los caramelos de Cataluña. “Ni una piruleta, tío. Ni ositos de gominola. Se lo han llevado todo” asegura un estanquero anónimo. “Y a esa peña no puedes venderle cualquier chuche. ¡Son unos sibaritas profesionales!”

Los antidisturbios, hospedados en hoteles después de la marcha del famoso barco del Piolín, han pedido que dejen de enviarles jamón como muestra de agradecimiento.

“Por favor, solo queremos unos caramelos para pasar el rato. Esto no se calma. La vida en Barcelona es muy triste y queremos algo para hacerla más dulce. ¡No tenemos ningún otro vicio!” asegura uno de los agentes.

El ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, teme que la escasez de caramelos impulse a los agentes a consumir el dulce más habitual en Cataluña: la crema catalana.

"¿Cómo vamos a impartir orden con unos agentes engordados a base de huevos y azúcar?" pregunta el ministro.

Los independentistas, conscientes de lo crucial del asunto, han creado una brigada paramilitar llamada "Escamot Galindaina". Su objetivo es rastrear cualquier resto de caramelos en Cataluña y comerlos inmediatamente para evitar que lleguen a manos de la policía.

"A veces la patria exige sacrificios muy duros. Como tener que comerse la fruta escarchada o el carbón de azúcar" explica desde el anonimato VS, uno de los líderes del "Escamot Galindaina".