Cristina Cifuentes no cogerá vacaciones ni respirará durante unas semanas

"Tanto las vacaciones como inhalar oxígeno son una opción voluntaria, no una obligación. Son un derecho, una victoria de los trabajadores y del sistema respiratorio." ha declarado

Marc Oliva

24 julio 2017
Cifuentes 24 de julio de 2017 6:31

Como los dos anteriores veranos, Cristina Cifuentes ha renunciado a sus vacaciones veraniegas para seguir trabajando y liquidando asuntos. “Trabajar es lo más “in” y, por contra, cogerse vacaciones es muy “low class”. Siempre he sido mucho del refrán popular: el trabajo os hará libres.”

En otra de sus declaraciones ha comentado: “Prefiero ir a trabajar con olor a Chanel que irme a la playa con olor a Nivea.”

Cifuentes se une, así, a la moda de las trabaciones: combinar trabajo y tiempo libre. Una práctica que se remonta a los tiempos de la esclavitud. Esta tendencia se ha puesto de moda en las principales ciudades financieras del mundo. Los trabajadores de grandes firmas tienen suficiente con un bonito fondo de pantalla con palmeras para relajarse.

La práctica de las trabaciones también se ha extendido al imperio de Amancio Ortega, donde sus trabajadores gozan de periodos de descanso breve. Exactamente de 10 segundos cada 14 horas.

Además de renunciar a las vacaciones, Cifuentes renunciará a respirar durante algunas semanas. “Es mi aportación para preservar el medio ambiente. Según cálculos estimados, por cada día que deje de respirar el planeta ganará 2.400L de oxígeno. Eso sí, a la laca no voy a renunciar.” Ha declarado.

Durante este periodo ha dejado las siguientes instrucciones: “Si veis que me pongo verde, el color que va después del morado, paradme, porfis.“