Empresa cambia su sede de Barcelona a Lleida creyendo que está en España

"¿En serio? ¿Lleida? ¿Eso tan feo es parte de Cataluña?" ha declarado su director

Joan Ferrús

9 octubre 2017
bola paja 09 de octubre de 2017 17:30

Estos últimos días algunas empresas de Cataluña han cambiado su sede a localidades de otras comunidades autónomas, ya sea por miedo o como medida de presión contra la independencia. Una de ellas, Kaspo S.A., ha seguido este camino y ha cambiado su sede de Barcelona a Lleida creyendo que esta última no era catalana.

"Una vez pasé por allí en coche y era muy feo. No puede ser catalán" ha declarado su director, el señor Pallarols. "¿Seguro que no era Murcia? Hablan muy raro..."

Según una encuesta realizada por la Generalitat, un 86% de los catalanes cree que la mayor parte de las comarcas de Lleida y Tarragona no forman parte de Cataluña. El 14% restante lo sabe pero se niega a admitir que esas zonas agrícolas e industriales formen parte de su idílica visión de Cataluña.

"Cataluña son los bares de diseño de Barcelona y las casas rurales de Girona, y no... ESO" admitió Carles Puigdemont en un discurso del año pasado en el que propuso regalar Lérida y Tarragona a España a cambio de la independencia.

Aunque sea por una confusión, la llegada de empresas como Kaspo S.A. demuestran que, a pesar de los tópicos, Lleida es una tierra avanzada y próspera. En una rueda de prensa, el chamán de Lleida, líder espiritual del pueblo, ha agradecido a los dioses la llegada de la empresa y ha aprovechado para pedir buenas cosechas e hijos varones para sus súbditos.