Crisis socialista:

Felipe González irrumpe en la sede del PSOE disfrazado de Tejero

El ex líder socialista se ha presentado acompañado de varios barones regionales y accionistas del Ibex para "devolver el orden al partido".

Escuin

28 septiembre 2016
23F SHORT 28 de septiembre de 2016 21:49

Algunos que vistieron americanas de pana, aunque ahora las usen como felpudo en su despacho en una empresa del IBEX, siempre recuerdan con cariño el posfranquismo: el olor a libertad, dejar de correr delante de los grises, las fiestas en el Azor, pillar, al fin, un cacho gordo del pastel… todas esas cosas.

Así, esta madrugada, en un arranque de cosplay remember, Felipe González ha decidido, pistola en mano, entrar en la sede del PSOE y dar un golpe al PSOE. Con un típico: “¡Quieto todo el mundo!”, Felipe ha decidido acabar con toda esta farsa de Pedro Sánchez, preguntar a las bases, nueva izquierda y chorradas.

“Solo queremos devolver la pureza al PSOE: cambiar primarias por el enchufismo tradicional, el retorno a la no-izquierda de siempre y, como guinda, no estaría mal colgar la cabeza de Pedro Sánchez en mi despacho en la sede de Gas Natural”, ha comentado Felipe.

Según testigos oculares Pedro Sánchez no se ha escondido debajo de la mesa (el tipo es alto, pese que lo ha intentado mientras gritaba “¡A la cara no, a mi preciosa cara no!”, no cabía). El resto de fieles a Pedro se ha rendido de forma pacífica y sin resistencia, aceptando el tradicional regalo de sumisión al PSOE auténtico: un cargo en algún consejo de administración.

Finalmente, a diferencia de la noche del 23F, el rey ha preferido quedarse mirando una serie que le ha recomendado Letizia. “¿Movidas en el PSOE? No, gracias. Mejor me quedo viendo The walking dead, quizá incluso aparece Pedro Sánchez”, ha comentado Felipe.