Felipe VI pone a su novia como número dos en la monarquía española

Autoritario dedazo en el seno de las más democrática de las instituciones españolas

Joan Ferrús

20 febrero 2017
Felipe VI y Letizia 20 de febrero de 2017 19:17

El pueblo español está inquieto. Y razones no le faltan, ya que Felipe VI, líder de la Casa Real, ha escogido de forma unilateral a su novia como número dos de la formación borbónica.

A partir de ahora, Letizia Ortiz, pareja de Felipe VI, recibirá el título de reina de España sin que nadie la haya votado para el cargo.

Las alarmas han saltado tan pronto como se ha conocido la noticia. Muchos ciudadanos se preguntan cómo puede ser que la monarquía española, una de las instituciones más democráticas y transparentes del país, permita este tipo de prácticas autoritarias.

Pensábamos que Felipe VI representaba la nueva monarquía. Sin embargo, solo es el viejo juancarlismo de siempre, pero sin prostitutas.

Algunos destacados militantes borbónicos, como Jaime Peñafiel, se han pronunciado contundentemente contra Letizia. Le acusan de ser solo una plebeya advenediza que ha conseguido trepar en la formación acostándose con su líder.

Letizia se defiende de estas acusaciones tachándolas de machistas y asegurando que he llegado a reina de España por méritos propios.

La antigua número dos de los borbones, Sofía de Grecia, no ha querido hacer declaraciones sobre el caso. Aunque antiguamente mantuvo una cordial y afectuosa relación con Felipe VI, debido principalmente al hecho de ser su madre, en los últimos tiempos se habían distanciado bastante.

Según fuentes cercanas, la ex reina de España, Sofía, seguirá en Madrid, cerca de la Casa Real, ocupándose de labores cruciales como cuidar de los nietos y alimentar a las palomas.