Francisco Camps asegura ante el Congreso que el PPCV es tan limpio y puro como su alma

El expresidente de la Generalitat comparece vestido con una toga blanca y una comparsa de ángeles tocando trompetas

7 marzo 2018

En su comparecencia, Francisco Camps ha apelado a su extrema bondad y decencia como ser humano. “Mi excelencia como persona no permite que se me acuse de semejantes bajezas, lo digo desde la humildad de quien ha sido tocado por la mano de Dios”, declaraba Camps.

En referencia a la posible financiación del partido con dinero negro, Francisco Camps ha declarado: “Es imposible que haya una contabilidad en B, porque no se B”, declaración que ha finalizado con un golpe de platillos.

El expresidente asegura que es un siervo fiel y devoto del PP, ha asegurado que no le han retirado el carné dorado del PP porque es vitalicio para los que, supuestamente, se han embolsado más de 2 millones de euros de las arcas públicas.

Camps también ha confesado que durante las noches frías de invierno y los procesos judiciales ha sentido el calor de Mariano. “El presidente y sus discípulos están en mí, Él es mi pastor y nada me falta, nada de nada”, declaraba el expresidente.

Otro de los puntos que ha destacado Camps es que no se le hayan pedido disculpas desde el PSOE y Compromís. “Entiendo vuestra falta de moralidad y vuestro orgullo, todavía no habéis acogido en vuestro corazón la doctrina del peperismo y, por eso, yo os perdono”, declaraba.

En relación a las irregularidades del partido, Camps ha añadido: “Las cuentas del PPCV son legales, ajustadas al derecho y revisadas por el Tribunal de Cuentas. Que, por cierto, me consta que, durante la revisión, la pureza celestial de las cuentas cegó a los analistas durante unos días”.

GürtelcorrupciónValenciaPP