El gobierno considerará delictivo todos los chistes excepto los de ‘mariquitas’

‘Me parece un plan brillante’ declara Arévalo

27 noviembre 2017

El gobierno no da tregua a sus ansias de reprimir el humor. Y es que esta misma mañana, ha decidido dar un paso más allá, y para ahorrarse de inspeccionar caso por caso, ha presentado una propuesta de ley para considerar delito cualquier chiste. Así mismo, la ley no se aplicará en todos pues se permitirán chistes de ‘mariquitas’ al no considerarlos ofensivos.

El ministro de justicia, Rafael Catalá, ha dicho que de esta manera se espera terminar con todo rastro de humor: “El humor es algo muy serio, no puede dejarse en manos de cualquiera. Es como darle una navaja a un mono o una presidencia a Rajoy”.

La ley prevé penas de prisión variables según el tipo de chiste. Los de ‘doctor, doctor’ serán de 3 a 5 años de cárcel, los de ‘entra en un bar’ de 6 a 8 años y cualquiera que haga El Jueves de 40 años mínimo.

Preguntado sobre las grandes dosis de homofobia que contienen los chistes de ‘mariquitas’, Catalá nos lo niega: “Para nada. Esos chistes no son ofensivos. Eso sería si fueran de ‘maricones’”.

Los primeros cambios ya se han hecho notar. Humoristas como Buenafuente o David Broncano han sido despedidos fulminantemente y, para estar dentro del marco de la nueva ley, se les ha sustituido por Arévalo y una repetición en bucle de las chirigotas de Cádiz.

Las viñetas de humor también serán censuradas de los periódicos siempre y cuando no se burlen de los ‘mariquitas’ y los únicos que mantendrán su lugar será Fred Basset en La Vanguardia y El Roto en El País al no considerarse humor.

HomosexualidadHumorLibertad de Expresiónhomofobia