Hacienda recomienda a los jubilados que no se vacunen contra la gripe

El ministerio recomienda otros remedios como duchas de agua fría o gárgaras con salfumán para reducir la partida en pensiones del 2017.

Escuin

18 noviembre 2016
jubilados 16 de noviembre de 2016 22:38

Llegan los primeros fríos y con ellos la campaña de vacunaciones. Como siempre abuelos, embarazadas, niños y personal de riesgo deberán vacunarse. La novedad es que, en contra de lo que recomienda el Ministerio de Sanidad, desde Hacienda se recomienda a los jubilados NO vacunarse.

“No se vacune. El 80% de jeringuillas podrían, remotamente, contener sida, cáncer o sangre de joven con pinta de pertenecer a una banda latina! ¿Va a fiarse de un enfermero Podemita de la sanidad pública?”, anuncian desde de Hacienda.

Aunque pueda parecer un truco bastante burdo para aumentar la tasa de mortaldad de gripe entre los ancianos, desde el ministerio aseguran que lo hacen por el bien de los mismos amparándose en estudios falsos y sin criterio. “Vale, hemos entrado en los foros anti radiaciones y hemos cambiado la palabra wifi por gripe en todos los papeles. ¿Y qué?”, confiesan.

Pese a lo magufero de la campaña, el bulo se ha esparcido como la sífilis en un barco mercante. El Community manager del Ministerio se vanagloria de haber saturado todos los medios audiovisuales utilizados habitualmente por jubilados:

“Hemos soltado spam en power points repletos frases en comic sans, grupos de whatsapp con mensajes larguísimos, fotomontajes lamentables de corte picantón, ¡incluso en medios todavía más viejunos como el Teletexto y en los periódicos en papel!”

Para evitar la alarma social que genera una publicidad tan inhumana está prevista una campaña paralela a fin de concienciar a la población activa. Durante las próximas semanas, se realizará un buzoneo masivo a menores de 40 años con el cálculo su futura pensión (la mayoría un simple 0 en letra Impact, tamaño 72) acompañado del texto “Hay que empezar a ahorrar. ¿Por dónde? Recuerda que tu padre siempre te lleva la contraria en la cena de Navidad”.

LO PETA