Hombre adulto descubre que el fútbol solo es un negocio

"¿Quién iba a imaginar que los futbolistas solo juegan por dinero y ambiciones personales?", pregunta desconsolado

Modgi

2 agosto 2017
neymar news

1 / 6

Habiendo llegado a sus oídos que el futbolista Neymar Jr. había abandonado el F.C. Barcelona para fichar por el PSG, el hombre adulto conocido como Santiago Peñalver, de treinta y cinco años de edad, padre de un niño y seguidor del Barça, ha experimentado una revelación.

Acariciando la lluvia a través de la ventana con la melanco

2 / 6

Mientras acariciaba la ventana a través de la cual contemplaba la lluvia con la melanco, Peñalver ha sentido como algo desconocido se abría paso en su interior. Era un pensamiento que había comenzado como un leve zumbido, apenas imperceptible, y había ido creciendo de forma progresiva en su pecho hasta convertirse en una tremenda sacudida: “¿es posible que el fútbol sea solo un negocio?”, se ha dicho.

Sentado a contraluz con la melanco

3 / 6

El descubrimiento de que el deporte rey es tan solo un negocio en el que los sentimientos de los aficionados ocupan un lugar muy próximo al ano en la lista de prioridades de los futbolistas ha trastornado a Peñalver, que ha salido a dar un paseo y a pensar a contraluz: “¿Me estás diciendo que los futbolistas no sienten lo mismo que yo siento por mi equipo? ¿Qué tienen… ambiciones personales y egoístas?”, se ha preguntado.

Hombre con la melanco en la playa

4 / 6

Pero lo más duro estaba aún por llegar. Santiago Peñalver se ha venido abajo al recordar a su retoño, el pequeño Santi Jr., al que él mismo había inculcado su amor incondicional por el Barça y que adoraba con devoción ciega a Neymar. “¿Ahora cómo se lo cuento a mi hijo? ¿Nadie piensa en los niños? Espera... ¿Es posible que, como sociedad, hayamos cometido un error al convertir a jóvenes deportistas millonarios y consentidos en modelos de valores para los niños?”, se ha preguntado sentado en la playa, a full triste.

tuiter

5 / 6

Sobrepasado el punto de no retorno y saboreando aun la palada de realidad que acababa de recibir en la boca, el hombre adulto Santiago Peñalver ha hecho lo único que un hombre adulto podía hacer en su situación: “Voy a agarrar al toro por los cuernos. Esta tarde me la pasaré entera insultando a Neymar en internet”, ha confesado justo antes de que una lágrima se derramara por su mejilla.

1 / 6