Ingresan a Rajoy en una residencia de ancianos por sus pérdidas de memoria

El presidente sufrió un ataque de amnesia en el juicio por la Gürtel

Modgi

26 julio 2017
Ingresan a Rajoy en una residencia por pérdidas de memoria

1 / 6

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sufrió un desafortunado y repentino ataque de amnesia durante su declaración en el juicio por el caso Gürtel. Por este motivo, la dirección del PP lo ha ingresado en una residencia para la tercera edad con la esperanza de que se recupere pronto.

rajoy coche

2 / 6

Nada más abandonar la Audiencia Nacional, un chófer esperaba a Rajoy junto a su coche para conducirlo hasta la residencia El Ocaso Feliz. "Al principio Don Mariano se ha opuesto a subir al coche. Ya se sabe cómo son estos bichos. Luego le he dicho que íbamos 'a jugar al bosque' y le he lanzado un ejemplar del Marca al interior del vehículo y se ha abalanzado detrás de él", confiesa el chófer.

Rajoy abandonado saludando

3 / 6

Al llegar a las puertas de la residencia, el chófer ha hecho bajar a Mariano y ha huido del lugar acelerando a fondo y haciendo chirriar los neumáticos. "La verdad es que me ha dado mucha penica cuando he visto sus ojos de corderito degollado reflejados en el retrovisor. Luego se me ha pasado. Cuando he recordado la pasta que me iba a soltar Esperanza Aguirre", asegura el chófer. 

Residencia aquagym

4 / 6

La responsable de El Ocaso Feliz interrumpe la clase de aquagym para explicarnos la filosofía de la residencia: "a mí no me gusta llamarla 'residencia', queda muy frío. Prefiero la expresión 'trastero de personas', la verdad".  

Quien es quien

5 / 6

"Aquí Mariano estará muy a gusto. Podrá hacer las cosas le gustan como salir a pasear o perseguir palomas, y también le haremos jugar al Quién es quién para que ejercite su memoria, que esperamos que recupere pronto. Además, recibirá la atención que cualquier persona espera que reciban sus familiares cuando los ingresan en una residencia de ancianos: un trato condescendiente humillante y un tonito de voz infantil, como si le hablaras a un gilipollas", nos explica la jefa de El Ocaso Feliz.

1 / 6