Interior crea la "Policía de la Risa" para velar por los límites del humor en Internet

El cuerpo montitorizará los chistes en twitter y contará con la ayuda de asesores externos de la talla de Arévalo

Modgi

27 enero 2017
policía risa 26 de enero de 2017 12:29

El Ministerio del Interior ha decidido poner fin al terrorismo humorístico monitorizando todos los chistes que los españoles escriban en las redes sociales. Para cumplir su objetivo, el departamento ha creado un equipo de fuerzas especiales agrupados bajo la denominación de Cuerpo Nacional de Policía de la Risa (CNPR).

Policías con zapatotes

La vigilancia recaerá sobre una brigada de payasos policía severamente entrenados para distinguir qué chistes son de buen gusto y cuáles se consideran ofensivos. Este cuerpo de élite vestirá con nariz roja, peluca de colorines y zapatos de la medida de un antebrazo, y se dirigirá a los ciudadanos sustituyendo el habitual "buenas tardes, caballero" por un "¡¿cómo etán utedeh?!".

Para afinar su buen gusto en la comedia, el CNPR ha recibido formación por parte de maestros del humor blanco español como Dani Rovira, Luis Pedrahíta o Arévalo.

El capitán de la Policía de la Risa, Pedro Martínez, justifica la necesidad de la brigada con el argumento siguiente: “el ciudadano medio no está preparado para diferenciar qué chistes se pasan de la raya y cuáles son graciosos. Por ejemplo, Irene Villa asegura que los chistes sobre ella le parecen inocuos. Incluso divertidos. ¡¿Quién coño se ha creído que es Irene Villa para decidir si un chiste sobre ella es ofensivo?!”, exclama el capitán Martínez.

Los "ofendiditos”

La Policía del Humor contará con el apoyo externo de una patrulla digital ciudadana encargada de pasar el día en Internet buscando tuits que les enfaden. Este grupo, que trabajará de Sol a Sol totalmente gratis, ha sido bautizado como “los ofendiditos”.

"Los ofendiditos son la avanzadilla de la policía de la risa. Nuestros perros exploradores", asegura el capitán Martínez. "Rastrearán la red en busca de cualquier comentario que utilice el humor para cuestionar el statu quo. Y le aseguro que esos lunáticos sin escrúpulos son como perros rabiosos esperando a que alguien les eche un hueso. Pero en lugar de hueso, ellos se alimentan de chistes de Carrero Blanco". El capitán Martínez ha concluido nuestro encuentro con un "Viva España, viva el Rey y ojalá os hagan un Charlie Hebdo a estos rojos mugremitas de El Jueves. Y esto no es apología de la dictadura. Porque no es un chiste, lo digo en serio".