"La verbena de San Juan no es excusa. No creemos que tal acumulación de pólvora tenga fines recreativos"

La OTAN exige el desarme inmediato de 7 familias valencianas

Escuin

22 junio 2018
SanJuanInterior 20 de junio de 2018 21:26

La fiebre valenciana por la pirotécnica está en uno de sus puntos álgidos del año, tanto que la mismísima Organización del Tratado del Atlántico Norte se ha sentido amenazada ante el arsenal que, según drones estadounidenses, se amontonan en los hogares chés. Truenos, cohetes y tracas que, pese a su corto alcance, también han puesto celoso a Kim Jong Un que, fascinado por el poderío levantino, ha decidido visitar Valencia en sus próximas vacaciones secretas.

“En la batalla de las Ardenas estallaron menos proyectiles que los que lanza una familia media de Castellón entre San Juan y San Pedro”, aseguran desde el comisionado para el desarme mundial, “exigimos una solución pacífica a esta escalada de armamento antes que Trump se pique, pase a DEFCON 1 y nos envíe a todos a tomar viento. Eso, y que nadie se acerque con un cigarro encendido a menos de siete kilómetros de la frontera valenciana.”

Incluso los mismísimos periodistas enviados por la CNN se han mostrado sorprendidos: “He estado en las dos guerras del Golfo y te aseguro que un Tomahawk hace menos ruido que algunos truenos que he visto lanzar a los chiquillos de por aquí. ¡Qué locura! Estamos aterrorizados.