Las news

La actualidad es tan rabiosa, ¡A veces muerde!

Los caballos de Juan Carlos I endeudan el Hipódromo Real en putas

'Es que los animales se parecen a sus amos' nos recuerda su cuidador

Carles Ponsi

7 agosto 2017
Juan Carlos I brindando 07 de agosto de 2017 7:14

En los últimos días se ha sabido que el recinto hípico de la Zarzuela ha perdido más de 24 millones de euros. La responsabilidad de esas pérdidas se relaciona con la mala gestión de Faina Zurita, presidenta del Hipódromo y parienta del rey Felipe VI, quien había destinado gran parte del presupuesto en alisados japoneses de crin y manicura para las pezuñas a todos los caballos.

En una entrevista, Zurita había declarado: "Ninguno de estos gastos ha sido innecesario. El caballo es un animal noble. Debe ser tratado como tal. No es un animal cualquiera como un perro o una empleada doméstica filipina".

Pero hasta hoy, lo que se desconocía es que gran parte de la deuda se debía a los gastos que ocasionaban los caballos propiedad del rey Juan Carlos. "Cada noche se gastan más de seis mil euros en yeguas de lujo" nos comenta un cuidador "Al principio nos decían que eran potrillas íntimas, hasta que nos llegó la factura y vimos que no".

Y es que según los extractos de las tarjetas que ha podido acceder El Jueves, la mayor parte de los gastos provienen de clubs de alterne de lujo como 'La Herradura vertical' o 'La potra empotrada'.

Otro de sus cuidadores nos explica: "Desde siempre, los caballos que nos da la familia real suelen ser bastante indisciplinados. Ya hace años nos habíamos encontrado con un problema similar. Habíamos sorprendido a los caballos de Marichalar esnifando alfalfa colombiana".

De momento, ninguno de los caballos ha querido hacer declaraciones excepto uno, que al ser preguntado por el escándalo ha declarado: "Déjenme en paz, ya os lo he dicho, no soy un caballo, soy la infanta Elena".