Los niños de Stranger Things: "Los años 80 fueron una puta mierda"

Las opiniones más polémicas del casting protagonista de las serie televisiva

Modgi

10 marzo 2017
stranger things 10 de marzo de 2017 10:43

El éxito de la promoción de la próxima temporada de ‘Stranger Things’, la serie de ciencia ficción ambientada en los años 80, se ha visto interrumpido por un giro inesperado. En una entrevista publicada en Cahiers du Nostalgie, el casting protagonista de la serie ha confesado algo que ninguno de los fans esperaba: que odian los años 80.

“Por favor, dejad de obligarnos a hacer cosas de viejo para entreteneros”, suplican los niños.

Finn, el niño que interpreta a Mike, el protagonista de la serie, asegura: “Seamos sinceros, los videojuegos de los 80 era una puta mierda. ¿Cómo lo sé? Pues porque llevo un año (¡UN AÑO!) entero “jugando” a consolas de 8 bits para divertir a los adultos. ¡Y son horribles! ¿Tu has visto los gráficos del Kung Fu de la NES? Es tristísimo. ¡Los personajes parecen hechos con patchwork! En el Call of Duty no durarían ni un segundo”.

"La nostalgia no conduce a nada bueno. Acabaréis votando al PP"

Millie Bobby Brown es Eleven en la serie, la niña con poderes. La actriz afirma que “Los 80 fueron una puta mierda, lo que sucede es que solo dejáis que os recordemos lo bueno. Queréis que os masajeemos el cerebro. ¿Por qué no hablamos de los yonkis de los 80? ¿O del sida? O todavía peor: ¿de Mecano?”.

“Deberíamos estar haciendo cosas típicas de un adolescente de 13 años de hoy día, como hacerse selfies en snapchat, probar la hierba, escuchar trap o pajearnos”.

Caleb McLaughlin también se ha pronunciado. En la serie, el actor interpreta a un personaje conocido como “el negrito”: “Ahí había racismo, hermano. Te lo digo. No hablo de un rollo Klu Klux Klan, sino de algo latente, como de gente aguantándose la caca. Una caca racista. Se supone que en los 80, en tu grupo de amigos solo podía haber un negro. Y el líder de la pandilla tenía que ser blanco. Así es como se hacían las cosas. Sí, los 80 eran muy buenos (si eras un blanco occidental de clase media)”.

“Yip, yip, yip. Caca-caca-caca. ¡Wiii! ¡¡¡Wiiiii!!!”, afirma Winona Ryder.

Finalmente, Gaten Matarazzo, conocido como Dustin o ”es gracioso porque además de estar gordito le faltan dientes”, se ha destapado como un intelectual: “Spielberg tenía talento. No digo que no. ¡Podría haber sido mejor que Kubrick! Pero le gustaba demasiado la pasta. Es igual, a mí el que me gusta es Bergman”, afirma apurando un vaso de whisky. Gaten continúa: "¿Sabes una cosa? Deberíais empezar a ver películas para gente de vuestra edad. Pelis que hablen del sexo, la soledad y la muerte. ¡¿Qué cojones os pasa?! Yo os diré lo que os pasa: ¡Estáis acojonados! ¡¡Os aterra la vida adulta!!”, grita estrellando el vaso contra la pared.