Los restaurantes "fast food" estarán obligados a poner fotos de obesos y enfermos cardiovasculares en los envoltorios de sus productos

Además de fotografías también se incluirán frases como: "Esta hamburguesa mata"

Modgi

23 agosto 2017
Gordo come pizza 23 de agosto de 2017 6:24

La nueva directiva europea viene reforzada por la presión de la OMS para erradicar la obesidad mórbida entre la población. “El problema de la obesidad es algo que nos preocupa, además de ser una cuestión de salud, no nos gusta ver obesos en Instagram”, declara el portavoz de la Organización.

Otra de las frases que se incluirá en los envoltorios será: “Dicen que soy carne de vacuno, que no te engañen”.

La campaña pretende concienciar a la población de los riesgos que conlleva una comida alta en grasas saturadas, sal y calorías. “En primera instancia queríamos poner petardos dentro de los envoltorios pero al final nos decantamos por las fotografías. Una imagen vale más que mil petardos”, declara el portavoz.

En las cajas de los productos podrán verse imágenes de obesos tirados en el suelo que no pueden levantarse y arterias colapsadas por montañas de patatas fritas.

Otras de las frases que acompañarán los productos son: “Los hijos de adictos al fast food tienen muchas probabilidades de engancharse”, “La fritanga obstruye las arterias”, “No es nugget todo lo que reluce”, “El fast food provoca infartos”, “El fast food no provoca impotencia, pero si engordas, no te la verás”.