Los votos del 21D se autodestruirán automáticamente en caso de victoria independentista

La autodestrucción de las papeletas asegura un periodo de repetición de elecciones hasta el fin de los tiempos o hasta una victoria del PP

Marc Oliva

20 diciembre 2017
papeletas explosivas 20 de diciembre de 2017 1:22

Los Tedax han sido los encargados de preparar los dispositivos que se activarán en caso de derrota unionista. La implantación de nanobombas inteligentes en las papeletas ha sido un trabajo digno del cerebro de Isaac Asimov. “Cada papeleta lleva una combinación de goma-2 y una pizca de la “Ira de Dios” para asegurar una combustión divina”, declaraba el creador del proyecto Juanca Bum.

El material para confeccionar los microexplosivos proviene de la partida de munición que iba destinada a los Mossos. Por otro lado, las partículas de la “Ira de Dios” han sido proporcionadas por el Vaticano.

Los creadores del proyecto aseguran que todas las papeletas incorporan un sistema de cuenta atrás para minimizar el impacto de la explosión. Antes de explosionar, las papeletas anuncian su inminente destrucción con la frase: “lo voy a petar en 4, 3, 2, 1…”

“En caso que los votantes quisieran cambiar su voto para evitar la explosión, dispondrían de unos generosos 4 segundos”, declaraba Juanca Bum.

Las papeletas incorporan, además, un microprocesador con un algoritmo programado para escanear los votos introducidos en la urna. En función de la cantidad de votos independentistas introducidos, se generará una “combustión espontánea y democrática”, según ha declarado el creador del proyecto.