Mariano Rajoy asegura que quiere ser recordado como un "sexy madafaka"

Además de dialogante, ingenioso, honesto, locuaz, transparente y gayfriendly

Marc Oliva

26 junio 2017
rajoy fumando 26 de junio de 2017 6:26

En una entrevista distendida entre habanos y cognac ha aflorado el yo más íntimo y personal de Mariano Rajoy. Durante la entrevista ha hecho declaraciones de lo más sorprendentes. “Me gustaría ser recordado como un sex symbol. En realidad mi deseo es que España entera me llame Mariano sexy madafaka”.

Durante la entrevista también ha confesado tener una apariencia seria que contrarresta llevando braguitas de corazones para irradiar sensualidad.

El Presidente del Gobierno confiesa ser un gran conocedor de la discografía de Prince. “Me acompaña en todos mis paseos, es mi coach del amor”. Otra curiosidad que también ha desvelado es que en sus apariciones “en plasma” el fondo debía ser de color rosa. “Al final no se utilizó porque irradiaba demasiada sensualidad”.

Como contrapunto también confiesa querer permanecer en la memoria colectiva como un político honesto y transparente: “Soy tan puro como el agua de Lourdes”, declara.

Al mismo tiempo se confiesa un hombre ingenioso, un malabarista de las palabras. No lo parece pero sus intervenciones están muy calculadas. Según la Sociedad Española de Lingüística su máxima: “Cuanto peor mejor para todos y cuanto peor…” tiene un significado oculto, según la Cábala anuncia el advenimiento de entes superiores.

“A veces se me escapa el dialecto reptiliano, me cuesta controlar las eses”, confiesa el Presidente del Gobierno.