Una bendición para todos los paparazzi

Nace el primer hijo de famoso con la cara pixelada

Escuin

22 enero 2017
Bebé pixel 22 de enero de 2017 8:56

El pasado viernes durante la presentación en sociedad del retoño de torero y tonadillera de turno, a la salida de la clínica privada de rigor, se produjo una inesperada sorpresa. El bebé, niño, 3,453 kg y parto por cesárea, había nacido con la cara completamente pixelada. Según los doctores, el feto, sabiendo nacería famoso, decidió no aparecer en las revistas jamás.

“Es un sueño para todos los reporteros gráficos y maquetadores”–asegura la prensa- “la de demandas y horas de photoshop que nos vamos a ahorrar”.

El parte médico descarta cualquier otro tipo de dolencias, problemas musculares o visión Minecraft y aseguran que el trastorno es temporal. A medida que el crío se acerque a los dieciocho la cara se irá despixelando poco a poco.

“Es un engorro para distinguir a tu hijo del resto de los niños famosos en las revistas, pero al menos así nos evitaremos ver las pintas que llevará durante la adolescencia”, comentan los padres ilusionados.

La envidia no ha tardado en extenderse entre las famosas embarazadas, que ya han acudido a las clínicas a ver si se puede forzar un nacimiento tan extraordinario. Al parecer, sólo bebés muy especiales, con una alta autoconciencia de su papel en el prensa rosa y un elevado deseo de privacidad pueden padecer este síndrome.


Según los técnicos de diagnóstico por imagen: “el crío es un caso excepcional. Ya amenazaba con el puño al médico en las ecografías, no quería que le robaran la exclusiva”.