Piqué llega al entrenamiento oliendo a alcohol y disfrazado de pene

El central catalán demuestra que es un hombre de palabra presentándose como las cabras a la sesión matinal

Modgi

9 marzo 2017
piqué pene 09 de marzo de 2017 9:15

A las diez de la mañana, cuando apenas había dado comienzo el calentamiento matutino, los jugadores del Barcelona observaban como lo que parecía ser un enorme pene del tamaño un ser humano se dirigía hacia ellos corriendo y agitando los brazos.

Gerard Piqué irrumpía en el césped de la Ciutat Esportiva disfrazado de órgano reproductor masculino, con una botella de whiksy en la mano y gritando “¡Osh quiero! ¡Soish mis megggoresh amigosh! ¡¡Inculso tú, Paco Alcácer!!”

El futbolista del Barcelona fue uno de los protagonistas de la velada futbolística de anoche. A pesar de haber recibido un 4-0 en el partido de ida, el Barça logró pasar de ronda en la Champions League gracias a una histórica remontada en la que consiguió endosarle un 6-1 al PSG. Fue la humillación más grande que Francia ha sufrido en manos de un catalán desde que Ferrán Adriá cocinó una tortilla francesa y le añadió patatas chips.

Todavía excitado por la remontada, el central catalán se habría presentado a la sesión oliendo a alcohol, tabaco y mezcla de perfumes. O lo que en el vestuario del Barça se conoce como “el típico olor a Mathieu”.

Tras cuarenta minutos en los Piqué ha estado abrazándose con toda la platilla y el cuerpo técnico, el entrenamiento ha dado comienzo con normalidad. Dos horas más tarde, ha llegado Neymar, quien también iba disfrazado de pene y oliendo “a Mathieu”.