Rajoy decepciona en el episodio "Plasma president" de Black Mirror

La serie de Netflix estrena temporada con un episodio absolutamente terrorífico basado en España

Joan Ferrús

21 octubre 2016

Un escenario post-apocalíptico. Corrupción, pobreza, violencia. El presidente del país es el candidato más votado, pero también el más odiado. A riesgo de ser asesinado, se comunica desde detrás de una pantalla de plasma.

"Plasma president" de Black Mirror

Nadie le ve jamás. Algunos dudan incluso que sea humano. Pero lo que es seguro es que desde detrás de la pantalla el gobernante no percibe a los ciudadanos como personas. En su cautiverio, para él tan solo se trata de números que deben ser controlados...

Esta es la premisa de "Plasma president", un capítulo de la nueva temporada de Black Mirror, serie de ciencia ficción y terror muy crítica con la sociedad actual. Pero aunque en otros países ser gobernados por un holograma cutre pueda parecer el futuro, para los españoles se trata del presente.

Así que Black Mirror, en su afán de provocar e innovar, invitó al mismísmo Rajoy a interpretar al controvertido político de "Plasma president". Pero, como cabía esperar, su interpretación no ha sido especialmente celebrada por la crítica.


"Que nadie permita que Rajoy vuelva a hablar inglés (por llamarle de alguna forma) o podría invocar a Cthulhu por error" Fotogramas


"Muy desagradable. Tuve que arrancarme los ojos. De hecho estoy escribiendo esto golpeando el teclado con los puños. ¿Cuantas probabilidades hay de que termine saliendo algo con sentido? Ah, el mundo es maravilloso" Cahiers de Cinema


"Empate a cero. O algo así. ¿Eso era fútbol? Nos pareció un partido muy raro. Más raro que un Hércules-Mirandés" Marca


"Bravo. Genial. Un hombre del Renacimiento. Ojalá le invistan pronto. Pedro Sánchez subnormal" El País