Recibe medalla al mérito civil por aguantar una etapa del Tour sin dormir la siesta

Escuin

5 julio 2017
Tour superior 04 de julio de 2017 21:54

La hora maldita, justo después de comer, 30 grados a la sombra y una etapa de llano en el Tour de Francia son los ingredientes necesarios para que hasta el más insomne eche una cabezadita. Etapas de 2 horas que se pasan en un suspiro para, después, levantarse con la baba colgado, sin recordar la llegada al sprint y soltando un estúpido “Ah, ¿ya ha terminado?”.

Seamos sinceros, todos hemos caído. Todos excepto Marcial Poncela, el único español que consigue, año tras año, visionar todas las etapas del Tour sin pestañear. Un valiente que por fin ha visto reconocida su labor al recibir la medalla al mérito civil.

“Es un héroe. Hay días en los que ni tan solo los reporteros de TVE consiguen mantenerse despiertos, pero al terminar la etapa siempre pueden llamar a Marcial y saber quién ha ganado para escribir la crónica”

Pese a la medalla, Marcial le quita hierro al asunto: “No creas que es por la emoción del ciclismo. Es que tuve una novia en Nantes cuando era joven y siempre estoy atento a ver si la veo. Con la vuelta a España o el Giro me quedo frito a los 5 minutos”.