Seguidores fanáticos de la Biblia asaltan un paso de Semana Santa a grito de «¡SPOILER, SPOILER!»

Mientras algunos asaltantes tapaban al cristo con un gran saco, otros se defendían argumentando que les habían destrozado la ‘season finale’

Escuin

15 abril 2017
spoiler semana santa 07 de abril de 2017 9:03

¡No me cuentes el último de House of Cards, es spoiler! ¡No comentes el color de la intro de Juego de Tronos, spoiler! ¡No cuentes a tus hijos de dónde vienen los niños, spoiler! ¡No me diga que es terminal, doctor, no sea spoiler! Sí, las series nos han vuelto imbéciles, pero (sirva de consuelo) siempre habrá alguien que esté peor.

La fiebre por no contar ni desvelar ningún detalle de ninguna trama es tal que, desde sectores fanáticos de la Iglesia Católica se empieza a mirar con malos ojos a los pasos de Semana Santa.

“Hombre” —nos comenta Jonás, recientemente convertido al catolicismo— “te puedes creer que yo iba por Los Mercaderes en el Templo y, paseando por mi ciudad, me encuentro al Cristo crucificado. ¡Que desilusión! ¿Ahora cómo llego hasta al final con ganas?”

Desde la Conferencia Episcopal de Nuevos Católicos se quiere terminar con este drama. Desvelar la trama en plena calle, paso a paso, debe acabar. Por eso, fanáticos han amenazado con boicotear las procesiones de 2015. Según fuentes fidedignas, se prevé asaltar a cada Cristo crucificado de cada procesión Andaluza taparlo con un saco a grito de ¡SPOILER!¡SPOILER!

Las primeras amenazas ya han surtido efecto. A fin de no herir sensibilidades, se modificarán las letras de las saetas. “Crucificado” pasará a ser “Algo que tú ya sabes que le pasa al prota”, “Dios”pasará a ser “Ese personaje que se nombra mucho, pero es un poco plano” y “Resurrección” pasará a ser “El cliffhanger de la season finale”.

Pero no es suficiente, desde el colectivo se pide la restricción de los pasos, como mínimo en un 80 o 90% ¿Por qué no? Ellos contentos, nosotros podemos pasear por el centro sin aglomeraciones y Antonio Banderas se puede sacar cientos de selfies llorando por no poder vestirse de nazareno. Todos ganan.