El legado de Aznar

El PP seleccionará a su próximo presidente de honor entre los afiliados con mejor ‘tableta de chocolate’

Escuin

21 diciembre 2016
Aznar_playa 21 de diciembre de 2016 0:00

La pasada tarde Aznar aplastó el interés mediático de la visita de Rajoy a la ONU, que tampoco era mucho, con un sonoro golpe sobre la mesa de la presidencia de honor del Partido Popular. El hombre con opiniones más inmóviles que su labio superior ha decidido dar plantón al congreso del PP.

Aznar lo deja. No sabemos si para dedicarse al crossfit extremo, volar a Estados Unidos para asesorar a Trump, o terminar de clonarse en José Manuel Soria.

Así, el Partido Popular queda huérfano de liderazgo, de visión de futuro y, sobre todo, del único político de derechas capa de lucir un six pack envidiable cada verano. Desde Génova se intenta quitar hierro al asunto, pero la mayoría de sus asesores ya se han puesto en marcha para buscar un sucesor.

El PP habilitará una app estilo Badoo para que los simpatizantes envien fotos de sus musculados abdominales y compitan por la presidencia.

Por otro lado, aunque la mayoría de quinielas sitúan a otro hombre en el puesto, las militantes del PP no se rinden, y algunas voces cercanas a Soraya aseguran que la han visto esta misma noche haciendo tandas de 300 abdominales y tramitando un pedido de botes gigantescos de batido de proteínas.

Todo está por decidir en las próximas semanas. ¿Se celebrará el próximo congreso en un gimnasio? ¿Será Josef Ajram secretario general?¿O quizá volverá Aznar, todavía más en forma, para retar al ganador del concurso? La guerra por el poder ha comenzado.