Wikileaks desvela lo que todos sospechábamos:

Una portera española, principal herramienta de espionaje de la CIA

Escuin

8 marzo 2017
Portera Interior 07 de marzo de 2017 23:08

Ni complicados programas, ni scripts en un lenguaje de programación desconocido, ni superordenadores, ni nada. Según ha desvelado la filtración masiva de datos por parte de Wikileaks sobre espionaje digital (sí, ya nos hemos leído los 9000 documentos), la principal herramienta de hacking de la CIA era Herminia Fuertes Casamajor, portera en la Calle Bermúdez 8 de Jaén desde hace más de 40 años.

Según Wikileaks, Herminia, disponía de una red de informadores que permitían a la anciana conocer la vida, movimientos y conversaciones de cualquier vecino. Hace un par de años alguien puso un PC con Facebook a su alcance para desgracia de la seguridad y la libertad global.

Meses y varios cursos de ‘Informática y hacking para mayores’, Herminia se había convertido en una especialista en análisis de información en la red. Actualmente, la temible portera es capaz de pasar el día engullendo terabytes de big data, cotilleos a pie de escalera y el Pronto de esa semana para, finalmente, elaborar intrincados informes capaces de relacionar la vecinita del cuarto con el ISIS, el ISIS con la banca Saudí y a los jeques saudíes con la vecinita otra vez.

Tras conocerse la noticia, cientos de periodistas, han acudido a su portería, pero Herminia ha decidido no declarar nada.

“Vamos a ver si me dejáis en paz, periodistuchos. No me toquéis lo que no suena o voy recitar vuestro historial de Internet de anoche, eh. ¡Que conozco al señor con gabardina de “Navegación de incógnito” y me lo cuenta todo!”