Diez destinos de ensueño para relajarte evadiendo impuestos

Conoce los lugares más de moda para pasar el verano engañando al fisco

14 julio 2016
  1. Delaware: el escándalo de Panamá, “el Benidorm de los evasores fiscales”, ha vuelto poner de moda esta destinación entre los occidentales más selectos. Esta acogedora (en el caso de que seas rico) región es el segundo estado más pequeño de Norteamérica, y por el momento, a ningún periodista del hemisferio norte parece importarle que guardes ahí tu “black money”.
  2. Gibraltar: ¿de verdad creíais que Santi Abascal (Vox) sólo iba a visitar a los monos?
  3. Andorra: los catalanes, una civilización de comerciantes para los que “la pela” sigue siendo de vital importancia, también disponen de su “must”. Para ellos, Andorra es como el apartamento de la playa al que acudes cada fin de semana viajando en el coche con toda la familia, pero con el salpicadero cargado de billetes de 500€. Es probable que os topéis con alguna socialité de la zona, como la familia Pujol, los Kardashian de Cataluña.
  4. Luxemburgo: la UE afirma que está decidida a luchar contra la evasión fiscal. ¿Empezará por este país, situado a escasos cientos de kilómetros de su sede central de Bruselas? Nah…
  5. Suiza: la jet set más tradicional sigue confiando el país helvético para sus evasiones de verano. Suiza ha resistido cientos de envites. Se mantuvo “neutral” durante la II GM, que es como decir “Entiendo que 6 millones de judíos asesinados pueden parecer una crueldad pero… ¿Acaso es mi problema?” y ni siquiera la publicación de la Lista Falciani fue capaz de desestabilizar a sus bancos. Un destino ideal para el evasor clásico.
  6. St Kitts & Nevis: Ni siquiera sé dónde está esta mierda de sitio. ¿De verdad necesitáis sitios tan raros para evadir impuestos?
  7. Bahrein: turbantes, circuitos de fórmula en medio del desierto y 0% de IRPF. Si eres multimillonario, la exótica Bahrein hará que olvides toda tu islamofobia. Unas vacaciones perfectas para los que buscan el encanto del fraude de oriente. Mujeres entran gratis.
  8. Isla de Man: los británicos han decidido abandonar Europa, pero los impuestos de los más ricos ya estaban fuera de ella: En la Isla de Man. Relájate en sus bosques montañosos mientras estafas al fisco sintiendo el rumor de las olas del Mar de Irlanda.
  9. Mónaco: la perla del mediterráneo sigue siendo un destino de referencia para el fraude más “chic”. El principado de la Riviera francesa conquistará tu corazón con sus yates, sus mocasines de julai y su actitud de “¡mírame, tengo tanto dinero que puedo permitirme no redistribuirlo!”
  10. El Vaticano: ¿sabías que los sueldos de los empleados del Vaticano están exentos de impuestos? ¡Pues claro! Jesús es un niño de papá. Trabajó una vez a la Tierra y lleva toda la vida viviendo de rentas.