Muere la "Rossi de Palma" kurda y a nadie le importa

Las pollas periodísticas atacan de nuevo en forma de pseudoescrituras patéticas

27 septiembre 2016

Hace unos días saltaba a la portada de la mayor parte de periódicos digitales el siguiente titular: ‘Muere la “Angelina Jolie kurda” en combates contra el DAESH’. Boom. En tu cara. No sé ni por donde empezar a soltar bilis.

Para empezar, no ha muerto, la han matado. Parece una tontería, pero hay un trecho bastante amplio. Si mañana me da un infarto, he muerto. En cambio, si mañana leo el ABC y me da un infarto, el ABC es responsable de dos cosas: de ser una mierda de periódico y de matarme. No he muerto; me mató la decadencia del periodismo. Y digo ABC por poner un ejemplo. Me sirve prácticamente cualquier medio de este país.

Pero eso no es lo realmente chocante. Lo cojonudo viene cuando en prácticamente todos los titulares de la prensa “”””seria”””” se hace referencia al parecido de la combatiente asesinada del YPJ con Angelina Jolie. Esa es la noticia.

Combatía contra los yihadistas, sí. Dio su vida junto a tantas otras combatientes por la libertad del pueblo kurdo, con valentía y firmeza. Lideraba una lucha implacable contra el DAESH. Peeeeero bueno, que eso da igual. Es noticia porque su belleza sin parangón similar a una de nuestras musas occidentales la hacía atractiva a nuestros penes. ¿Comentar en un artículo cómo va la guerra en la frontera de Siria con Turquía? ¿Hacer un análisis de la situación? Qué va. No son capaces de hacer ni un titular decente, qué cojones van a explicar nada. Ha muerto una tía guapa. Punto. También murieron tías que no atendían a lo que consideramos "bello" pero esas no las ponemos porque PENES. Eran las Rossi de Palma kurdas. No molan.

rdepalma

El machismo periodístico está llegando a un punto ridículo en el que la caspa rebosa todo lo imaginable. Se exporta el método Marca: los hombres hacen cosas meritorias, y las mujeres… algunas están buenas y las ponemos en portada. Basta hacer la prueba mágica de buscar en Google “volley hombres” y “volley mujeres”. Adivinad cual de esas búsquedas se centra en cosificar al atleta y cual resalta las cualidades deportivas.

El mundo está patas arriba, y si eres mujer ya ni te cuento, pavo.