¡Qué feliz estoy!

Hoy me he despertado feliz. Estoy feliz por Venezuela y por su gente.

Toni Mejías

14 julio 2016

He mirado los periódicos, he puesto la televisión y la radio, y ya no dicen nada de aquel país hermano. Por fin tienen papel higiénico. ¡Por fin se terminaron las colas para comprar comida y medicamentos! Ya han echado al tirano del bigote y la oposición moderada gobierna. Leopoldo López estará ya en casa junto Lilian Tintori, esa heroína que burlaba la dictadura venezolana y se rodeaba de gente de paz como José María Aznar o Felipe González, para ofrecer su mensaje al mundo.

Ya era hora que pudiera sonreír Carlos Baute y volviera a su gira mundial un vez salvado el pueblo venezolano. Y Antonio Banderas puede proseguir su carrera triunfal hacia el Oscar (este año sí, amigo). Qué alegría, qué feliz estoy por Venezuela.

Rivera

Me río de aquellos que dicen que no, que todo sigue igual. Que ni antes todo era tan malo ni ahora todo está solucionado. Que sólo era una estrategia de los medios de comunicación para generar miedo al cambio de cara a las elecciones generales. ¡JÁ! Me río y a carcajadas. ¿En serio se creen que los medios en esta nuestra patria manipulan? Como si fuéramos una república bananera y represora como lo son Bolivia o Ecuador, donde sólo existe un periódico y un canal de televisión y ambos afines al régimen.

Nosotros somos una democracia avanzada, como también lo son nuestros países aliados Marruecos o Arabia Saudí. Así que dejen de inventar y respeten, que aquí no se reprime salvo que la gente se pase de la raya haciendo chistes sobre Carrero Blanco, que ya hay que tener mal gusto para ello. ¡Vaya falta de respeto a un expresidente! Además, tenemos prensa libre y variada ideológicamente; desde prensa de izquierda radical como El País a prensa más moderada y sensata como La Razón. Hay para todos los gustos y, si en ningún lado hablan de Venezuela, será que todo está arreglado. Sólo sois una panda de amargados, así que dejadme tranquilo con vuestras falacias.

Ay, qué feliz estoy hoy.