Opinión

Todo lo que necesitas saber

Robin Hood pero al revés

Pascual Serrano

10 enero 2017

¿A usted el Estado no le ha dado 2.600 millones de euros? Eso es porque no ocupa el lugar 13 entre las fortunas españolas según la clasificación de la revista Forbes. Florentino Pérez tiene ese puesto y ha conseguido que le den esos millones pagados entre todos nosotros. Como las extracciones petrolíferas, túneles de carreteras, autovías y desalinizadoras en las que se embarcaron sus empresas no han sido tan rentables como se esperaba, ha conseguido que el Estado, entre unas cosas y otras, le indemnice por esa cantidad.

Y todavía nos quieren convencer de que el empresario es el que “crea riqueza”, pues este premiado como Mejor Empresario por la revista Actualidad Económica, lo que hace es quedarse con la riqueza de todos nosotros.

Y no crean que es el único rico al que le damos dinero a espuertas procedente de nuestros impuestos. Otros sesenta ricos españoles se han repartido 250 millones de subvenciones agrícolas de la Unión Europea. Tenemos a los Mora Figueroa, con un patrimonio estimado superior a los 800 millones de euros, que recibieron casi 50 millones de euros en subvenciones desde 2008. A través de sus numerosas sociedades dedicadas a la ganadería, la agricultura, la viticultura o la tauromaquia han conseguido encabezar el ranking de subvenciones de la Política Agraria Común (PAC) a las mayores fortunas. Los Domecq, cuyo patrimonio se estima entre los 400 y 450 millones de euros, han percibido 36,6 millones en subvenciones europeas. 42 sociedades de la aristocrática familia han percibido ayudas de la PAC desde 2008. Y si una mujer de la familia, Micaela Domecq Solís, está casada con Miguel Arias Cañete, ex ministro de Agricultura con Mariano Rajoy y actual comisario europeo de Clima y Energía, pues más rodados viene todo. La familia de Cañete percibió 1,8 millones de euros en subvenciones agrícolas durante su etapa como ministro. No solo es que les paguemos dinero de los impuestos es que, además, ellos se las apañan para no pagarlos. La mujer de Arias Cañete se acogió a la amnistía fiscal cuando él era ministro. Además, fue uno los protagonistas de los papeles de Panamá. Tuvo junto a sus hermanos una sociedad 'offshore' que figura en la documentación del despacho Mossack Fonseca.

portada2068

Estos neoliberales que tanto reniegan del Estado terminan siendo los que más lo ordeñan para que el dinero pase de nuestro bolsillo al de ellos. Dos empresas del marido de Esperanza Aguirre se embolsaron 2,5 millones de euros en subvenciones en ocho años. Savial SL y Ganadera Bornos SC, administradas por Fernando Ramírez de Haro, han recibido subvenciones de la UE por importe de 2.488.956 euros entre 2006 y 2013. Ambas compañías comparten la opacidad de sus cuentas. El marido de Aguirre lleva siete años incumpliendo la obligación legal de presentar las de Savial SL y Ganadería Bornos SC no tiene que publicarlas.

No les gusta el Estado para prestar sanidad o educación, pero es perfecto para meterle la mano y llevarse el dinero.

De modo que nos encontramos con dos tipos de saqueo de los fondos públicos. El ilegal (comisiones por contratación de empresas, tarjetas black, privatizaciones fraudulentas) y el legal, que acabamos de mostrar. Lo curioso de estos robos es que cuanto más rico es el tipo, más dinero consigue de nosotros. Hemos acabado en un sistema económico que funciona como un Robin Hood a la inversa: robar a los pobres para dárselo a los ricos. Sabíamos que trabajaban poco o nada, que pagaban poco a sus empleados, que defendían una política que ignorase las prestaciones sociales para los más desfavorecidos, que se las arreglaban para pagar pocos impuestos... Pero ahora estamos viendo que, además de quedarse con el beneficio del trabajo de sus empleados, se quedan también con el dinero de todos nosotros.

Cuando oigáis hablar de empresarios y ricos que crean riqueza y puestos de trabajo acordaos de estas cuentas.