Doctor Villegas

La insidiosa condena de la calvície

comparte este artículo

Doctor Villegas

La insidiosa condena de la calvície

La más grande tragedia que puede afrontar un hombre es la calvicie. Bueno, técnicamente la más grande tragedia sería el cáncer, porque se quedaría calvo y, además, tendría cáncer. Que es bastante chungo porque te puedes morir.

Y además estás calvo.

Aunque, bueno, si pensamos detenidamente en la cuestión, hoy en día mucha gente derrota al cáncer en singular combate y luego aseguran que la proximidad a la muerte les ha insuflado una nueva vitalidad. De hecho afirman que es mayor su felicidad DESPUÉS de superar la enfermedad que ANTES que tenerla. Es tal el cambio vital experimentado que publican libros en cuyas portadas aparecen con una sonrisa extática.

Parece que vuelven de Port Aventura en lugar de la unidad de oncología del Gregorio Marañón.

La lucha contra el cáncer se ha convertido, con el tiempo, en uno de los más rentables subgéneros de la literatura de autoayuda. Algunos libros de exenfermos llegan a convertirse en best-sellers y sus autores en millonarios primero, y muy probablemente en COCAINÓMANOS después.

Pero bueno, ¿quienes somos nosotros para censurar la manera en que una persona celebra que ha superado el drama de la calvície?

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?