federik-freak

Los easter eggs de Doctor Strange

comparte este artículo

federik-freak

Los easter eggs de Doctor Strange

Doctor Strange

Doctor Strange, la película nº 2357 de Marvual Studios, está siendo un éxito en todo el mundo. Esta nueva apuesta ha cautivado al público con sus innovadores efectos especiales basados en los salvapantallas de windows y su mensaje positivo a favor de la homeopatía.

Para vuestro disfrute, os traigo unos cuantos huevos de pascua y curiosidades que seguro que se os habían pasado por alto:

1) Se nombran a lo largo de la película varios objetos místicos muy conocidos por los fans de los cómics, a saber: el Ojo de Agamotto, el Libro de los Vishanti, las Bandas Carmesí de Cittorak, la Vara del Tribunal Viviente, un Mazo de Elfos del Magic, el Ticket del Parking del Mercadona, la Memory Card de Playstation 1 con la Partida del Final Fantasy VII Guardada Justo Antes de que se Muera Aeris, y un Toblerone.

2) ¿Recordáis el momento en el que Stephen Strange grita muy alto “pues se ha quedado buen día para matar unos cuantos judíos”? Se trata de una referencia a Adolf Hitler, el famoso personaje de los cómics Marvual, que no puede aparecer en las películas del estudio debido a que sus derechos ahora mismo están en manos de la Fox. Pero al menos han podido colar este pequeño guiño. Además de todas las esvásticas que hay diseminadas por todo el metraje, claro.

3) El Sanctum de Nueva York está custodiado por un señor afroamericano. No se menciona explícitamente en la película, pero este personaje está emparentado con Carl Winslow, el protagonista de “Cosas de negros”, la famosa teleserie de los 90. De hecho, es un guiño habitual que absolutamente todos los personajes de color de series y películas sean parientes de Carl Winslow, aunque no se mencione nunca. Es como el grito de Whilelm de la diversidad racial.

4) Benedict Cumberbatch interpreta múltiples papeles en esta película. No sólo hace de Stephen Strange, sino que también se hace cargo de TODOS los demás personajes. Un aplauso a los responsables del maquillaje y el CGI, porque no se nota en absoluto.

5) No podía faltar el entrañable cameo de rigor de Stan Lee. En esta ocasión, lo encontramos apostando en una pelea de perros clandestina mientras enseña orgulloso unas cicatrices raras que tiene en el pene, a las que él llama “heridas de guerra”, no sin cierta sorna.

6) Al final de la película se desvela que el Ojo de Mottorola es en realidad una de las famosas gemas del infinito. Es un detalle muy importante para el futuro de las películas de Marvual. Hasta ahora se sabía de cuatro de las gemas: la de piña, la de naranja, la de fresa y la de mora. Ahora sabemos de la quinta gema, la de menta. ¿Dónde se encontrará la sexta y última gema, la de lima limón? Es fundamental que aparezca para que los Vengadores puedan invocar al fin al dragón Shenron y pedirle que resucite a Krilin.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?