Niña Pija

Los valores más importantes de mi vida los he heredado de mi familia. Y no sólo los valores bursátiles. Soy provida. Defiendo la familia como modelo en el que se basa la civilización. Sobre todo si es mi familia. Las malas lenguas dicen que tengo la cabeza hueca. Envidia. Son gordas de cerebro y yo no. Espero que este blog sea mi confesionario particular desde donde proyectar lo mucho que mola mi vida. Y lo poco que mola la vuestra. Mmm, no, no, borra esa última frase, Rosimelda, quiero quedar bien, que parezca que me preocupo por las personas y que parezca que estoy escribiendo esto yo misma y no dictándoselo a la empleada del hogar. Rosimelda, deja de teclear. ¿Me has entendido? ¿Eo?

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?