9 increíbles proyectazos arquitectónicos que firmó Rocío Monasterio sin ser arquitecta

portada.

1 / 11

Rocío Monasterio: ardiente pasión por la arquitectura.

8.

2 / 11

Aunque la señora de Espinosa de los Monteros proceda de abolengo privilegiado, su solidaridad innata le llevó a firmar este primer proyecto de vivienda social con materiales tan humildes como el papel y los plastidecors. Eso, sí, la idea era que solo fueran destinadas para españoles pobres que no fueran morenitos.

2.

3 / 11

Tras su comunión, reunió la friolera suma de 5.000 pesetas de las antiguas que destinó a la compra de piezas de LEGO para su siguiente proyecto arquitectónico: CASA CON PIEZAS DE LEGO.

9.

4 / 11

Uno de los proyectos más ambiciosos de Rocío Monasterio consiste en terraformar* el suelo marítimo construyendo viviendas con materiales sostenibles tales como la piña. Monasterio denunció a una popular serie de dibujos animados que plagió su proyecto más creativo hasta el momento.

 

 

*La terraformación es un proceso hipotético con el cual el clima, la superficie y las cualidades conocidas de un sitio inhabitable, podrían ser deliberadamente acondicionadas con el objetivo de hacerlo habitable por seres humanos y otro tipo de vida terrestre.

5.

5 / 11

Un día Monasterio se preguntó: "¿Cómo podría construir el mayor número de viviendas habitables con el menor espacio posible? ¡Reduciendo a las personas, claro está!"

Fue así como nació el Proyecto Polly Pocket, un concepto de vivienda apto para personas de medio centímetro o fetos de 2 semanas que, como todo el mundo sabe, también son personas.

 

4

6 / 11

En 1991, aún sin ser arquitecta todavía, y bajo la influencia de Le Corbusier, desarrolló su propio sistema de medición. En este periodo se hizo llamar Le Monastier como homenaje al maestro suizo, del que admiradaba profundamente su defensa de la Unidad de España.

Le Monastier desarrolló un concepto tan innovador que aún no ha terminado de calar en la sociedad moderna: lofts para niños.

7.

7 / 11

La línea continuista de su etapa Le Monastier marcó su siguiente proyecto, en este caso apostó por una arriesgada ornamentación estética basada en ilustraciones de Peppa Pig.

6.

8 / 11

En 1982, Rocio Monasterio en la cima de su carrera como arquitecto (pero aún sin tener el título todavía) firmó el icónico castillo de Calavera Gris, que no Grayskull (porque el español de Cervantes es lo más hermoso que existe y ya está bien de tanto anglicismo).

Fue un encargo del príncipe El-Hombre, que no He-man, una fortaleza de piedra (en este caso plástico), con una catapulta para repeler la presencia de Esqueletero, que no Skeletor, y sus esbirros.

9 / 11

En 1924, sin haber nacido pero ya siendo persona (como bien sabréis: las personas son personas antes de nacer) firmó su primer proyecto al otro lado del charco: una casa de estilo colonial en el número 112 de Ocean Avenue en Amytiville en Suffolk, Nueva York (que no New York).

 

Hasta el momento han muerto allí 85 personas...

 

 

 

... y las que quedan por morir.

3.

10 / 11

Le daba mucho asco este proyecto de putos catalanes, joder, pero el pago de millón y medio de pizzas romanas le convenció para firmar la famosa masía de Casa Tarradellas. Su familia de hijos indeterminados pero numerosos aún se alimento a diario de pizzas romanas.

 

1 / 11

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?