Un abuelo simula su muerte para que no le dejen a cargo los nietos

"Por eso le llaman descansar en paz" asegura

Ponsí

abuelo simula 24 de junio de 2019 1:26

Harto que cada verano su hijo le dejara a cargo sus nietos, Edelmiro, un abuelo de Orcera de 89 años, simuló un ataque al corazón para ahorrarse de hacer de canguro todo el verano.

Edelmiro nos cuenta que lo más duro ha sido oír a los niños llorando en el tanatorio: “Con lo cómodo que estaba metido en el ataúd, anda que no me hubiera echado una buena siesta.”

A pesar del riesgo de la ficción, todo ha salido perfectamente y Edelmiro estalla de alegría: “Y ahora a pasar el verano tumbado y fresquito en el nicho, si es que no se puede pedir más. ¡Hasta estoy rodeado de amigos!”

Pero este no es el único caso. Miles de abuelos y abuelas de todo el país han tenido que recorrer a diferentes técnicas. Es el caso de Ana María, una abuela de 78 años de Granadilla de Abona: “Mi marido y yo llevamos desde enero construyendo un zulo escondido en un barranco para escondernos de los nietos. Bueno, realmente tuvimos que construir dos. Uno para nosotros y otro para guardar las provisiones de pañales para dos meses.”

Los centros de día ya han empezado a implementar todo tipo de talleres dirigidos a escapar de los nietos. Sin ir más lejos, en Salamanca han iniciado uno de Iniciación a Técnicas Ninja, donde los abuelos aprenden a tirar bombas de humo cuando ven que llegan sus hijos con los niños y a huir haciendo parkour por el tejado.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?