Ada Colau no puede trabajar en su despacho de alcaldesa porque lo han alquilado por AirBnb

Lo ocupan unos jóvenes británicos que llevan tres días de fiesta en el Ayuntamiento de Barcelona

Joan Ferrús

colau guiris 21 de junio de 2019 10:20

Aprovechando que los pactos para formar gobierno municipal en Barcelona se demoraban, y que los alquileres en el centro de la ciudad se multiplican en período estival, el ayuntamiento decidió alquilar su despacho principal hasta la entrada de su nuevo inquilino.

Pero cuando ayer la nueva alcaldesa, Ada Colau, intentó entrar en su despacho, se lo encontró ocupado por unos jóvenes turistas británicos desayunando Coca-Cao, una popular bebida consistente en un vaso de leche en el que se disuelven tres cucharadas soperas de cocaína.

Los jóvenes , que confundieron a la alcaldesa con la encargada de la limpieza, le mandaron a buscar más droga y le ofrecieron sexo a cambio de dinero.

Los funcionarios del ayuntamiento se han disculpado con Ada Colau por el alquiler de su despacho. Pero, a pesar del enfado inicial, la líder de los Comuns ha accedido a dejar que los jóvenes terminen su estancia porque están pagando por una semana de alquiler el equivalente a la mitad del presupuesto anual del consistorio barcelonés.

La alcaldesa ha trasladado provisionalmente su despacho a una mesa del popular bar de bocadillos Conesa, a pocos metros del ayuntamiento, donde se ha puesto a revisar documentos mientras desayunaba un bocadillo caliente de jamón de bodega con queso manchego.

Por suerte, Colau ha podido recuperar su lugar de trabajo horas después, cuando los ebrios jóvenes han decidido saltar por el balcón de la estancia y han muerto al impactar contra el pavimento de la Plaza Sant Jaume

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?