Agentes de la aduana agradecen a Rivera que pasase rápido el control

"Los perros estaban como locos", afirma uno de ellos

Escuin

22 de octubre de 2018, 08:00
Aeropuerto 21 de octubre de 2018 16:48

Muchas cosas malas se han dicho de Albert Rivera: periodistas que lo tachan de arribista, de no tener proyecto, de ser una veleta al viento de lo que sople el CIS, de tener fama de consumir ciertos estimulantes… pero pocos se centran en su parte más humana, y mucho menos en su parte más empática con nuestros amigos de cuatro patas.

Los agentes de la aduana agradecieron que Rivera se saltase el control del aeroupuerto, ya que tras oler la maleta del líder de Ciudadanos, los perros empezaron a ladrar de tal forma que uno de ellos se rompió las cuerdas vocales.

Por su parte, los animalistas aseguran que “los explotadores de nuestros amigos no humanos se olvidan del estrés que conlleva su trabajo en el aeropuerto. Albert, saltándose el control, pensó antes en ellos que en toda la plebe humana que hacía cola y aceptaba ridiculizarse en público a fin de cumplir unas normas de seguridad absurdas. ¡Bien por él! Cualquier olfateo a una bolsa con restos de estimulantes habría sido fatal para ellos, ¡con los nerviosos que andaban los perros esa tarde! Bueno, justo desde que entró Albert en el aeropuerto…qué coincidencias.”

Por parte del partido naranja se intenta quitar hierro al asunto, asegurando que cualquier ciudadano de a pie puede hacer lo que hizo su líder: “Vale, ellos quizá terminen con un balazo en la sien. Pero poder hacerlo, pueden. Ahí reside la grandeza de nuestra democracia. ¿Verdad?”.