El cambio climático altera las migraciones de guiris borrachos y los dirige a Huesca

Los expertos han recomendado al ayuntamiento que implemente medidas para el control de poblaciones tales como balcones altos y alcohol adulterado.

Escuin

Drunk1 7 de junio de 2019 7:49

El calentamiento global, conocido desde hace años por la comunidad científica, los estudiantes, taxistas, panaderos, abuelas y prácticamente cualquier bicho viviente menos Trump, comienza a mostrar sus efectos sobre la vida humana. Y, más allá de la desertización del sur de España, está modificando las rutas de peregrinación de nuestro mayor bicho migrante: el guiri.

“El aumento de la temperatura permite que las grandes migraciones en busca de calor y birra recalen más al norte que hace años”, comenta Enrique, cuya tesis ‘Migraciones de hooligans del Glasgow Celtic: sinergias entre ecología y borrachera’ está revolucionando el mundo científico.

Los expertos han recomendado al ayuntamiento de Huesca que comience a implementar medidas necesarias para el control de poblaciones guiris: balcones altos, alcohol adulterado, bicicletas y otros objetos que propicien trompazos, instalación de fuentes en las que ahogarse y, sobre todo, una oferta de enfermedades venéreas que permita mantener la mortalidad de la especie en índices aceptables para evitar que se convierta en plaga.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?