Un camello evita la cárcel gracias a la mala calidad de su droga

"Es frustrante. No podemos denunciarlo por vender esta mierda", ha declarado el Inspector de Guardia Civil que realizó la detención.

cocaina 2 de agosto de 2019 10:26

Una unidad de la UCO de la Guardia Civil entró anoche con una orden judicial en la casa de Manuel Vidal en San Feliu de Llobregat (Barcelona), en lo que debía significar el mayor golpe al narcotráfico en Catalluña en lo que llevamos de año. El resultado: Más de 150 kilos incautados en los que apenas había 1,5 gramos de cocaína.

“Lo llevábamos siguiendo desde hace mucho tiempo. Sabíamos que era la pieza clave para desarticular parte del tráfico de cocaína en la zona de Barcelona, pero no nos esperábamos esto” ha declarado el Inspector Juanola, jefe de la brigada antivicio de la Guardia Civil.

“Aunque cueste de creer, este hombre no está fuera de la ley. Está vendiendo gelocatil mezclado con cafeína, laxantes, anestesia dental, yeso… Vender eso vergonzoso, pero no es ilegal”.

Por su parte, el detenido, que fue puesto en libertad tras comprobarse que no había cocaína en su alijo, ha declarado sentirse por una parte aliviado pero por la otra preocupado, ya que ahora todos sus clientes sabrán que “les he estado vendiendo pura mierda a 60 euros el gramo”.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Jueves?